Lo que viene! Parar dinero inorgánico será reto para el anclaje al Petro

El presidente del Banco Central de Venezuela, Calixto Ortega  informó que después de la activación del nuevo cono solo serán vigentes los billetes superiores a mil (1.000) bolívares.

La noticia reiterada del amarre del bolívar a la criptomoneda Petro sigue sin tener un esquema claro que permita comprender el proceso; mientras tanto los expertos en las últimas horas han ido dilucidando, con la poca información que hay, cómo este activo puede ser un buen vehículo para la medida del anclaje.

 

La propuesta del Gobierno es que el anclaje vaya del sistema salarial y de precios al Petro para una mejoría sustancial de los ingresos de los venezolanos, pero para que esto  pueda funcionar y apuntar ciertamente a frenar la hiperinflación, los especialistas explican que será clave que se deje    de producir dinero inorgánico sin respaldo.

En eso coinciden Luis Vicente León, de Datanálisis y el exministro de Industrias y economista Víctor Álvarez. Afirman que la crisis  requiere de  ajuste con varios componentes; entre ellos, racionalidad fiscal y levantar control cambiario, apertura, rescate de inversión, confianza y recursos frescos.

León aclara que las medidas anunciadas son un paquete integral dirigido finalmente a encarar la inflación. “Era imposible imaginar que el gobierno se quedara vacío frente a la severa y terrible situación económica que está cerca del colapso”.

“El presidente Maduro ha anunciado un anclaje al Petro, pero eso va en la discursiva política porque detrás del anclaje está es el control de la monetización, el anclaje al Petro no sirve para nada porque ese activo no tiene confianza, no circula, lo que creo hará el gobierno y no la ha dicho es que anclará el bolívar al precio del petróleo”.

“Anclar el bolívar soberano al precio del petróleo es como pretender anclarlo al oro o al dólar, eso es lo mismo, si cumplieran ese plan y eso fuera así, la decisión no sería mala (…) significa que la cantidad de bolívares que produce el gobierno depende del precio del petróleo, si el precio sube puede aumentar liquidez, si baja debe contraerla”.

“No puede entonces producir de más para cubrir su hueco, evitando la tentación de monetizar el déficit, raíz de la inflación”. “La pregunta es si el gobierno será capaz de cumplir su autorestricción de producir dinero sin respaldo en ese anclaje cuando esté en crisis de flujo de caja (y esta)”, señaló León.

Álvarez, por su parte, insiste en que la medida de anclar el Bolívar Soberano al Petro y activar dos sistemas contables, uno en (BsS) y el otro en petros, funcionará “si y solo si, hay un compromiso creíble y verificable de no emitir más dinero para financiar el déficit de las empresas públicas”.

“Anclar el bolívar soberano al petro significa que por cada petro se emitirán no mas de equis cantidad de BsS. De allí surge una tasa de cambio estable de BsS/P. Si se deja constante la cantidad de petros pero se aumenta el número de BsS se altera la equivalencia”.

Ahora si el gobierno insiste en cubrir déficit fiscal con más emisiones de BsS sin respaldo y empieza a sacar billetes de mayor denominación, agregando al nuevo cono monetario los ceros que acaba de quitar, “la medida no tendrá ningún efecto y la reconversión monetaria habrá fracasado”, advirtió.

“Si el gobierno reedita la práctica de financiar el déficit de Pdvsa, Corpoelec, Metro, etc. con mas emisiones de bolívares sin respaldo, el anclaje al petro será otra promesa incumplida, una mentira, y el nuevo cono monetario de BsS será otra vez plagado de ceros”, sentencia Álvarez.

Ayer tras los anuncios de Maduro, Calixto Ortega Sánchez, presidente del Banco Central de Venezuela, informó que después de la activación del nuevo cono monetario solo serán vigentes los billetes superiores a mil (1.000) bolívares actuales.

“¿Qué pasa con los otros billetes de menor denominación? Usted puede ir a la banca y depositar esos billetes dado que ya no serán utilizados y no van a coexistir con el Bolívar Soberano”, explicó el alto funcionario.

Por lo tanto, los billetes de menor denominación del actual cono monetario deberán cambiarse en la banca, los 100 bolívares y 500. Ortega comentó  además que “la decisión de la coexistencia del actual cono monetario y el bolívar soberano es una medida que se ha tomado para facilitar las transacciones de pagos en efectivo”.

Con información de El Panorama