Manuela Bolívar: “En organizarse está la clave para erradicar el totalitarismo”

Manuela Bolívar, diputada de la Asamblea Nacional y dirigente nacional de Voluntad Popular, fijó posición ante lo que considera una acción premeditada del Gobierno para afianzar los mecanismos de sumisión social que disminuyan al ciudadano desde su poder de convocatoria y cualquier posibilidad de disidencia. Considera que, en efecto, “el Gobierno busca tomar nuestras carencias para paralizarnos a través del miedo y sentir que no es suficiente que seamos mayoría”, explicó la parlamentaria.
 
Para ella la reconversión monetaria y el acoso contra los comerciantes y empresarios tiene un fin preciso. “No es casual que le hayan quitado cinco ceros a la moneda y no seis. Estas medidas están ganadas a generar incertidumbre. El totalitarismo tiene una característica delincuencial como las bandas en los barrios. Ellos necesitan exterminar al oponente, al posible adversario. El permitir que en la frontera gente cruce como cruce y se vaya como se va, no es casualidad, porque se necesita reducir la capacidad del oponente. El totalitarismo se fundamenta en la idea de un cambio de hombre en sociedad”, destacó la también dirigente de VP.
 
Para ponerle fin a las pretensiones de exterminio del régimen, debe haber una unidad de propósito, explica: “uno: debemos saber que somos mayoría porque el régimen no tiene legitimidad popular; dos: requerimos  organización más que nunca. Somos los que estamos para articular, organizar y reorientar. Los partidos tenemos un rol clave. Nosotros hoy necesitamos a la sociedad democrática, que está conformada por todos los ciudadanos: empresarios, sindicatos, instituciones, juntas de vecinos, a los padres, a los párrocos, a los pastores. Debemos defender no sólo la democracia sino la  venezolanidad, porque el comunismo quiere acabar con nuestra propia cultura, nuestra manera de ser en sociedad y comunidad”.
 
Esto significa, explica Manuela Bolívar, la presión simultánea de la sociedad desde sus distintos ámbitos. “Se trata de mucha gente al mismo tiempo  exigiendo sus derechos: la lucha de calle, los trabajadores protestando por su salarios, significa la presión internacional, las enfermeros y médicos manifestando por salud, significa seguir todos los días y a cada momento. Desde Voluntad Popular no creemos en la coexistencia y cohabitación con el autoritarismo”.
 
En este sentido, la diputada señaló que en los próximos días evaluarán emprender acciones contundentes  para capitalizar el descontento social con acciones.