De película: Disfrazado de enfermero le inyectó veneno a paciente en Anzoátegui

El hombre burló la seguridad del centro de salud, amordazó al enfermero de turno y fue a cobrar un ajuste de cuentas al paciente que ingresó hace cuatro días con cuatro impactos de bala.

Henry Lugo está vivo de milagro. Este domingo, en horas de la noche, un sujeto vestido de enfermero burló la seguridad del Hospital Luis Razetti de Barcelona y entró con un revólver para asesinarlo, publicó El Pitazo.

Al piso siete del centro asistencial se dirigía el hombre, quien aprovechó que el enfermero de turno estaba en el área de enfermería para interceptarlo.

Con revólver en mano, este hombre disfrazado obligó al asistente médico a arrodillarse en el piso y, una vez allí, lo amordazó y maniató.

Te puede interesar: DETIENEN A CINCO EXTRANJEROS POR CONTRABANDO DE GASOLINA, AZÚCAR Y ARROZ EN AMAZONAS

Como si nada ocurría tomó el carrito donde trasladan las dosis de medicamentos de los pacientes y entró a la última habitación del piso siete; allí estaba Lugo dormido.

Cuentan los compañeros de cuarto del hombre de 29 años de edad, que al lugar entró un enfermero, inyectó un líquido en la vía que tenía tomada Lugo en la mano derecha, se llevó dos teléfonos celulares que éste tenía al lado y luego se fue.

Ninguna persona dijo nada en el momento, muchos creyeron que el supuesto enfermero guardaba los equipos celulares, mientras el paciente dormía.

No fue sino hasta que los familiares de unos pacientes entraron al área de enfermería a realizar una solicitud que descubrieron al asistente de turno amarrado y amordazado en el lugar.

Se había tratado de un ajuste de cuentas. Lugo ingresó hace cuatro días al hospital capitalino con cuatro impactos de bala en su cuerpo; dos de ellos en la cabeza, uno en el brazo derecho y otro en el área abdominal, pero se estaba recuperando.

Galenos del centro asistencial desconocen la sustancia que inyectaron al paciente; sin embargo, este sobrevivió y presumen que los daños causados en el brazo donde tiene la herida de bala el paciente impidieron la libre circulación del líquido desconocido.

Lo cierto es que quedó demostrada la falta de vigilancia que existe en el principal centro asistencial del estado, la cual han denunciado los galenos en múltiples oportunidades.