EEUU incluye al hijo de El Chapo Guzmán entre los más buscados

Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán El Chapo, ha sido incluido en la lista de los 10 fugitivos más buscados por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Alfredillo, como se le conoce, ha sido acusado de dos cargos de conspiración por posesión de drogas, uno por distribución y otro por exportación e importación de sustancias ilícitas, ha revelado este jueves la prensa mexicana.

Te puede interesar: ¡JAQUE MATE! JUZGADO DE ANDORRA PROCESÓ A EXMINISTROS DE CHÁVEZ POR LAVADO DE DINERO

El hijo del líder del Cártel de Sinaloa, de 35 años, es requerido por la corte del distrito norte de Illinois. Las autoridades estadounidenses señalan a Guzmán como el encargado de coordinar entre 2004 y 2005 los envíos de cocaína, marihuana y heroína a ese país, y giraron una orden para detenerlo en 2009. Guzmán Salazar no enfrenta ningún cargo en México, de acuerdo con el periódico El Universal. El Gobierno de Estados Unidos sigue desde hace años los pasos de Alfredillo, al que incluyeron desde 2012 en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro. Todos sus activos y cuentas bancarias en territorio estadounidense están congelados.

La ficha de Alfredillo es escueta: hombre, raza blanca, nacido en 1983, con los ojos y el cabello marrones. Altura, peso y último domicilio desconocidos. La DEA tampoco ha dado a conocer si ofrece una recompensa. Guzmán Salazar se une a una lista que incluye a otros nombres conocidos en el narcotráfico en México como Rafael Caro Quintero El narco de narcos; Ismael Zambada El Mayo, aliado de El Chapo en Sinaloa, y Nemesio Oseguera El Mencho, que encabeza el Cartel Jalisco Nueva Generación.

Tras la recaptura de El Chapo en 2016, los enfrentamientos entre el Cartel de Sinaloa y el de Jalisco se han intensificado. Guzmán Salazar fue secuestrado el 15 agosto de ese año por la organización que lidera El Mencho en la ciudad costera de Puerto Vallarta, en el Pacífico mexicano. Alfredillo fue raptado sin que se disparara un solo disparo y fue liberado ileso cinco días más tarde. El responsable detrás del secuestro, según las autoridades mexicanas, fue Jesús Alfredo Beltrán Guzmán El Mochomito, su primo.

Pública El País