Presidente de Cuba dice quiere diálogo con Trump, pero “debe ser entre iguales”

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dijo en su primera entrevista desde que asumió el cargo en abril que su Gobierno no podrá dialogar con el mandatario Donald Trump.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dijo en su primera entrevista desde que asumió el cargo en abril que su Gobierno no podrá dialogar con el mandatario Donald Trump si Estados Unidos persiste en mantener una actitud “aberrante” hacia la isla.

“Queremos diálogo, pero tiene que ser entre iguales, que se nos respete y no se nos condicione nuestra soberanía y nuestra independencia, porque no aceptamos imposiciones y no estamos dispuestos a hacer concesiones”, dijo Díaz-Canel en la extensa entrevista con la cadena estatal venezolana Telesur, que fue transmitida el domingo por la noche.

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos han sufrido un marcado deterioro desde que Trump llegó a la Casa Blanca y comenzó a revertir el histórico acercamiento iniciado por su predecesor, Barack Obama, luego de décadas de hostilidad.

Los lazos también empeoraron por las acusaciones de Estados Unidos sobre una serie de supuestos ataques a la salud de sus diplomáticos en La Habana. Cuba niega estar involucrado.

“Nosotros no hemos atacado a nadie. Si en un lugar se respetan y protegen los derechos de los extranjeros y en particular los de los diplomáticos es en Cuba”, dijo el presidente, que en la entrevista se refirió varias veces al fallecido líder Fidel Castro y a su hermano menor, el exmandatario Raúl Castro.

Raúl Castro, de 87 años, seguirá estando a la cabeza del gobernante Partido Comunista y es “como un padre” para Díaz-Canel, de acuerdo al presidente de 58 años, quien dijo que ambos conversaban casi todos los días.

Díaz-Canel elogió la alianza de Cuba con Venezuela y también se mostró satisfecho con la victoria del izquierdista Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales de México, al considerarlo un hecho “alentador” para Latinoamérica.

Sobre las discusiones en Cuba para reformar la Constitución, Díaz-Canel dijo que la eventual remoción de la palabra “comunismo” en la Carta Magna no implicaba que el país fuera a renunciar a esa aspiración.

El documento, que debería reemplazar a la Constitución redactada en tiempos de la Guerra Fría, aún menciona al socialismo, que deriva del comunismo, indicó.

El mandatario cubano también dijo que estaba a favor de una propuesta para que la Constitución permita los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“Defiendo que no exista ningún tipo de discriminación”, declaró, aunque dependería del pueblo cubano decidir si se incluye o no la medida.

Con información de Panorama