La conciencia unitaria – RAFAEL RODRIGUEZ MUDARRA

Sin incurrir en  exageraciones,  se hace  imprescindible reconocer por ser tangible,   que  debe haber una disposición   que conlleve a investigar las causas  de la ”miseria” que hoy corroe  los extractos sociales del Estado

Las cuales están sujetas  a la increíble explicación de Nicolás Maduro,  desmentida por no  convincente, repetida  de manera fascista con discursiva  liberal, que nada plantea para amainar  la preocupación ciudadana ; que a fuerza  de incordios incongruentes , contradictorios de adulancia ilimitada a la bondades de la  Fuerza Armada , cada momento    mediante cadenas radiodifundidas y televisadas,  no tiene otra ocurrencia  evasiva para explicar las causas que produce diásporas   de migraciones,   y  que carente de  capacidad  para buscarle  solución a la crisis  humanitaria esconde el fracaso  de su nefasta   e inadmisible gestión ,  induciendo mediante peroratas  de pésimas prosa,   que  todo los sucedido es producto de una guerra económica  que le ha montado el  Departamento de Estado de lo EEUU. Imperio  que será derrotado por nuestra fuerza armada.

    Mientras todo esto continua en “pleno  desarrollo”  a la vez que  la ineficacia se consolida como fuerza de no retroceso; los abusos de la revolución sepulta todo  impulso que pueda suscitarse  en beneficio de los desposeídos, haciéndose imposible  que una revolución de “pantomima“, dueña absoluta  del poder y de sus abusos con prepotencia  de autoritarismo pueda gozar de algún asidero de permanencia.

     Consecuente con  la  verdad, no por capricho; si por verosímil probanza la llamada revolución  de “CLEPTOCRACIA “no goza de  credibilidad. Los sectores  más   pobres  que le creyeron sus promesas  han dado un vuelco hacía el lado de la civilidad democrática , con sano propósito de  instauración  de un gobierno de sensibilidad social donde, libertado de  improvisación autoritaria  y de los equívocos vanidosos  del déspota , que le  impida a los” militares activos intervenir en la controversia política ; que  cumpla con la obligación  de ser institución  esencialmente profesional ausente de  militancia política, la  que   organizada por el Estado  tiene que garantizar la independencia y soberanía de la Nación”. Que le ceda paso a las instituciones  que integran la civilidad.

    La situación actual de Venezuela es harto difícil. Angustia al universo. Más que pobreza padece   “Miseria”. Nunca en su vida  republicana  nuestra Nación   había de dejado de ser un Estado  sedentario; salvo un caso, cual no fue otro que hubo de suceder  en el año 1814, cuando Bolívar  una vez  ocupada  Caracas  por el ejército de José Tomás Boves, por estrategia de guerra y para salvar la República dirige la emigración Oriente sin traspasar las fronteras  patrias. Lo contrario no hubiese tenido otra consideración; que no fuere  el de capitulación.

     Venezuela país prospero se ha convertido en país  de migrantes que busca residencia,  con acogida satisfactoria en  el mundo. Ofrecen  sus conocimientos  profesionales y mano de obras  especializada, mediante lo cual obtienen  ingresos que le permiten enviar remesas a sus familiares. La  Crisis humanitaria  que  padece  la Nación   es insólita. Ha ganado la ayuda  de importantes líderes  latinoamericanos y europeos. La Nación  está postrada. La comunidad mundial se manifiesta sobre  tan inesperada situación. Presta su ayuda humanitaria;  pero el   Gobierno militar la rechaza.  Las organizaciones  internacionales, OEA, UE, ONU, EEUU, el  GRUPO LIMA  y tantas otras   demandan el padecimiento miserable de venezolano. Venezuela es centro ecuménico de  estimación.  Los tribunales  internacionales denuncian y decretan detención a funcionarios  de la  más alta dirección  en la   Administración  pública  imputándoles actos  de corrupción. El TSJ en el exilio con anuencia de la AN  enjuició y  condenó a Maduro.

Mientras todo esto sucede: los gobernantes del mundo,  sectores económicos, organismos internacionales crean comisiones para la ayuda humanitaria. Viajan a las fronteras para facilitarla. El régimen la rechaza. No obstante  el ministro de Defensa y comisionado para la Salud han reconocido la  hambruna  de nuestros compatriotas, lo que  nos fuerza  a preguntar:

       ¿Cuál es el camino  de la oposición venezolana para el cambio  necesario, clamado y rogado, sin distinción de clase ni de credo ni de partidos  sin discriminación?

         No cabe duda   que los sectores de más bajos recursos, que creyeron en las promesas; que tienen conciencia de lo que es un Gobierno corrupto claramente dictatorial  e ineficiente,  dedicado al culto a la personalidad  y obsesionado por ocultar el fracaso  de un modelo que ya no hay forma de  subvencionar, por lo que se da  por  entendido lo que se debe hacer: ¿qué hacer entonces? Queda un camino,  no es otro que la Unidad del Pueblo mayoritariamente  opositor sincera y manifiesta. ¿Cómo se logra?  Las fuerzas del pueblo  lo han entendido: con apego a  la Constitución. Consiste  en reconocer  la soberanía del pueblo. Que el pueblo la ejerza directamente. Nada justifica  la tremenda  limitación  a la voluntad del elector que consiste en ponerle  frente a una regla disciplinaria de partido, que ha terminado en fracaso.

      Ese camino de la UNIDAD  está organizado. Tomó impulso indetenible, con conciencia cívica  pide  la UNIÓN  por encima de banderas partidista. Reconoce el valor de los partidos  como  sus consecuentes  luchas; pero niega cualquier impertinencia no propia  de los que tienen su dirección. El camino del pueblo está en manos de un “Frente Nacional de Entendimiento” para imponer el Estado de Derecho. No existe actitud anti partido,  ni  de  la anti -política. Esa conducta fue propia de un grupo  llamados “Los  Notables”.  De los que se consideraban asimismo  independientes y necesarios.  Fueron audaces como , como  oficiosos    expertos  en lograr  curules, ministerios  fiscalías etc.  También  le  facilitaron la llegada al poder al más amplio exponente  del no  reconocimiento  de la vida de partido a Hugo Chávez.

“El Frente Unidad Nacional”  suma a los partidos; pero le pide respeto a las decisiones dignas. Concurrir a una elección maniquea  para llevar al elector  a las urnas electorales  como “bestias de matadero” es más que   un crimen. No  tiene otro sentido que la de perpetuar la dictadura de Maduro,  debilitar la unidad del pueblo e irrespetar la opinión internacional. Hacer concesiones  a quien se encuentra cuestionada por la opinión pública, constituye  toda una inconsecuencia  con el deber patriótico ¡PATRIA  SI. COLONIA NO

Abogado, político. Presidente  de URD

Un comentario