La gasolina en Táchira se paga en pesos

Según la gobernadora Laidy Gómez, “ni el chip ni el carnet de la patria ni los bolívares soberanos han servido para acabar con la desgracia de la gasolina en el Táchira”.

La escasez de combustible que afecta al estado Táchira y otras entidades de Venezuela en los últimos días, ha reforzado un incipiente negocio que se abre paso en medio de las restricciones para surtir combustible en este estado fronterizo venezolano, donde la gasolina subsidiada por el gobierno, se comercializa en pesos colombianos a un mercado de clientes cada vez más creciente y más necesitado.

Según la gobernadora Laidy Gómez, “ni el chip ni el carnet de la patria ni los bolívares soberanos han servido para acabar con la desgracia de la gasolina en el Táchira”. También denunció “los costos en pesos colombianos exigidos por los efectivos de la Guardia Nacional que custodian las estaciones de servicio, como requisito para surtir el tanque de sus vehículos sin hacer la cola”.

El exministro Freddy Bernal explicó que la razón de la fuerte escasez de los últimos días es que “el centro donde se bombea la gasolina para abastecimiento de El Vigía, así como el gas licuado, está ubicado en Bajo Grande (Zulia). Si hay fallas eléctricas en el poliducto, no hay energía para que funcione, y por lo tanto no hay bombeado ni llenado”.

Aseguró que un equipo del cual hace parte el Ministro de Energía intenta reparar las fallas lo más rápido posible. “Mientras tanto en el Táchira estamos sufriendo el impacto: colas de hasta 700 vehículos, una realidad que no podemos obviar”.

Quienes no pueden no quieren hacer estas interminables colas por gasolina, que obligan a los conductores a pernoctar tres y cuatro días en la calle antes de lograr reabastecerse, optan por un mercado paralelo que inicialmente se comercializaba en bolívares fuertes, y actualmente cobra entre 12 y 40 mil pesos colombianos por la pimpina de 20 litros.

Agencias