Regreso escolar a media máquina por tarifas, migración y escasez de útiles en el Zulia

Este coctel de condiciones mantiene preocupados a directores y coordinadores de planteles públicos y privados, quienes la mañana de este lunes manifestaban la realidad con que que se han encontrado en el inicio de este año escolar.

Con una mínima asistencia de alumnos, representantes y maestros, los planteles educativos del estado Zulia inician la semana con una histórica baja afluencia, todo, por razones también inéditas: Falta de efectivo para cubrir el pasaje, docentes que abandonaron sus puestos de trabajo para emigrar a otros países, padres que no han ido a actualizar sus datos por no saber si pueden cubrir los gastos, alumnos que no han ido por falta de uniformes, útiles y alimentación.

Este coctel de condiciones mantiene preocupados a directores y coordinadores de planteles públicos y privados, quienes la mañana de este lunes manifestaban la realidad con que que se han encontrado en el inicio de este año escolar.

“La primera semana asistieron pocos niños. Poco a poco se van incorporando con el inicio de bachillerato y se ve más movimiento, pero es menor que en años anteriores”, precisó Mariela León coordinadora de educación básica del colegio Héctor Martínez del Castillo, ubicado en el sector Monte Claro, en la zona norte de Maracaibo.

Por su parte, la directora de la unidad psicoeducativa doctor Andrés Eloy Blanco, Tibisay Ríos ubicado en San Francisco, detalla que hasta la fecha tiene una matrícula de 12 alumnos. “Aunque tenemos 12 inscritos no van a clases y también sufrimos por la inconstancia de los docentes, quienes no llegan a las aulas por falta de efectivo”.

Un caso similar sucede en el sector Las Trinitarias, Naida Pérez “Las clases iniciaron el 17 de septiembre y a una semana aún estamos esperando a que vengan los representantes para actualizar los datos. No llegan los niños y tengo personal que emigró y no me ha llegado personal nuevo”.

Con respecto al tema de los útiles escolares León, destalló que los niños llegan con la mayoría de los útiles, pero con fallas en los libros. “Los padres reportan que se les ha hecho imposible comprar los libros porque sus costos son sumamente elevados”.

Con el propósito de ayudar a la comunidad y que se active el año escolar en la escuela Primero de Mayo, su directora emprendió una campaña de dona tus útiles. “A través de las redes sociales, con el apoyo del personal que se encuentra en la institución estamos buscando cuadernos, lápices y lo esencial que los niños necesitan porque tenemos una situación muy triste y los pequeños merecen estudiar”, dijo Pérez.

En el colegio Fe y Alegría El Manzanillo la situación es similar. Poca asistencia por falta de uniformes y transporte para llegar a la institución. “Estamos buscando alternativas para que el año arranque como debe, pero no es fácil acceder al dinero en efectivo, al transporte, a los alimentos. En cuanto a los útiles, este año implementamos el trabajo con la biblioteca de aula, un recurso para incentivar la lectura sin que los padres tengan que comprar libros”, detalló la docente María Nava.

Con información de Panorama