Díaz-Canel y Maduro hablan con simpatizantes pero echan a prensa de EEUU y Europa

Los gobernantes de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y Venezuela, Nicolás Maduro, hablaron a simpatizantes reunidos en la iglesia Riverside en Nueva York, en un evento organizado por IFCO/Pastores por la Paz en el que funcionarios cubanos negaron la entrada a varios medios acreditados de Estados Unidos y Europa.

“Este es un encuentro de solidaridad…y por lo tanto aquí no hace falta hablar ni de nombres y ni de cargos, aquí todos somos hermanos y hermanas, amigos y amigas”, dijo Díaz-Canel en la iglesia Riverside, según puede verse en videos del evento.

Díaz-Canel hizo un recuento de los temas de política exterior que tocó en su intervención en la mañana ante las Naciones Unidas y las denuncias contra el embargo estadounidense al que se refirió como “bloqueo”, en un discurso centrado en el tema de la solidaridad y en el que no dejó de mencionar su apoyo al régimen de Maduro.

“Hasta la victoria siempre. Thank you very much”, se despidió el gobernante cubano.

En un evento promocionado con el slogan “Cuba habla por sí misma”, miembros del equipo de seguridad del gobernante cubano pidieron a los organizadores que sacaran a representantes de varios medios de comunicación de Estados Unidos y España, que ya estaban instalados dentro de la iglesia. La prensa estatal cubana permaneció en el lugar.

Luego, un funcionario fue mencionando los nombres de los medios que podían volver a entrar, de una lista confeccionada por los organizadores con los medios acreditados para el evento.

Fuera se quedaron periodistas de el Nuevo Herald/Miami Herald, el canal de televisión Telemundo51, el sitio digital OnCuba, la agencia española de noticias EFE, así como un equipo de freelancers que estaban preparando una historia para The New York Times. Todos tenían credenciales de prensa otorgadas por IFCO.

Publica El Nuevo Herald