Maduro dice que Bachelet “es bienvenida” en Venezuela

El presidente Nicolás Maduro, afirmó el jueves que está dispuesto a recibir en Venezuela a la nueva Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, que pidió a Caracas que deje entrar al país a investigadores de derechos humanos.

“La Alta Comisionada cuando quiera venir a Venezuela siempre es bienvenida”, dijo Maduro a periodistas en la ONU, al salir de una reunión con el secretario general de la organización, Antonio Guterres.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó el jueves una resolución histórica sobre Venezuela en la que pide al gobierno de Maduro “aceptar la ayuda humanitaria” para solucionar los problemas de “escasez de alimentos, medicamentos y suministros médicos”.

Esa escasez ha resultado en un “aumento de la malnutrición, en particular en los niños, y en la aparición de enfermedades que habían sido erradicadas o controladas anteriormente en Sudamérica”, indicó el Consejo.

Tras la aprobación de la resolución, Bachelet pidió que Venezuela deje entrar al país a los investigadores del Consejo.

Explicó que su oficina, con o sin resolución, tiene como mandato monitorear y hacer un reporte sobre la situación de los derechos humanos. Y dijo que va a “continuar” haciendo ese trabajo.

“Lo haremos como se espera de nosotros, de manera imparcial, no selectiva, sin sesgo y lo más neutral posible, pero para eso la mejor forma es que tengamos acceso a todos los actores”, recalcó.

El texto, propuesto por varios países latinoamericanos, entre ellos Argentina, Perú, Chile, Colombia, y también Canadá, fue adoptado por 23 votos de los 47 Estados representados en el Consejo. 17 países se abstuvieron y 7 votaron en contra, entre ellos China, Cuba y Venezuela.

Según la ONU, unos 2,3 millones de venezolanos (7,5% de la población de 30,6 millones) ha partido del país en los últimos años debido a la crisis.

La Cancillería venezolana informó en un comunicado que Maduro pidió a Guterres “apoyo para investigar” las explosiones de dos drones en un desfile militar en Caracas el 4 de agosto, que según el gobernante pretendían matarle.

Asimismo, indica que en el encuentro Maduro “ratificó su disposición a un diálogo nacional con sectores de la oposición, e internacional con diferentes gobiernos de la región, en especial Estados Unidos (EEUU), a fin de solventar conflictos existentes y fortalecer una diplomacia de paz”.

Agencias