El exdirector del FMI Rodrigo Rato fue condenado a prisión

El Tribunal Supremo español ratificó este miércoles la pena de cuatro años y medio de cárcel impuesta por desvío de fondos contra Rodrigo Rato, ex director del FMI y ex ministro de Economía, por lo que pronto debería entrar en prisión.

Rato había sido condenado en primera instancia en febrero de 2017, por un delito continuado de apropiación indebida en el llamado caso de las “tarjetas black”.

Ocurrió en su etapa como banquero en España de 2010 a 2012, cuando dirigió Caja Madrid y luego Bankia, la entidad surgida de la fusión de la anterior y otras seis más.

Y es que como tal cubrió gastos personales con tarjetas bancarias opacas, de las que dispuso discrecionalmente sin declarar nada a la administración fiscal.

Tras la condena inicial, Rato presentó un recurso ante el Supremo, junto con el creador de todo este sistema corrupto, Miguel Blesa, su predecesor en la dirección de Caja Madrid.

Éste, condenado a seis años de prisión en primera instancia, se suicidó sin embargo en julio de 2017 en una finca en Andalucía, disparándose en el pecho con una escopeta.

Aparte de Rato y Blesa, otros 63 ex directivos de Caja Madrid habían sido condenados en primera instancia. Algunos de ellos vieron modificadas sus penas este miércoles por el Supremo, que dictó condenas que oscilan entre los cuatro meses de prisión y los 4 años y medio de Rodrigo Rato, según el auto al que tuvo acceso la AFP.

El dinero desviado por los condenados, un complemento retributivo, como lo definió Blesa en el juicio oral, sirvió para pagar fiestas, viajes y artículos de lujo, entre otros.

Desviaron en total 12 millones de euros entre 2003 y 2012, y Rato, en particular, gastó con su tarjeta 99.054 euros.

Sus excesos causaron auténtico sonrojo en una España en plena crisis económica y sujeta a los planes de austeridad del Partido Popular, la formación conservadora donde Rato hizo carrera.

Rodrigo Rato fue ministro de Economía (1996-2004) bajo la presidencia del conservador José María Aznar y luego director gerente del Fondo Monetario Internacional (2004-2007), antes de dirigir Caja Madrid y Bankia, de 2010 a 2012.

Agencias