ULA a paro indefinido, UCV y LUZ se declaran en conflicto: las universidades en crisis

 

Tres de las más importantes universidades del país: LUZ,  UCV y ULA, se declararon en conflicto y exigieron  al Ejecutivo nacional cumplir con las demandas presupuestarias  para garantizar el normal funcionamiento de las instituciones y el respeto a las contrataciones colectivas.

La Universidad del Zulia realizó, este miércoles, una asamblea a la que asistieron representantes de los gremios y otros sectores ligados a la institución.  Allí se debatió sobre la crisis económica y social del país y se instó a emprender acciones de protesta en defensa de esta casa de estudios.

En Twitter, la agencia de noticias universitaria @LUZadn indicó que el encuentro —realizado en la plazoleta de la sede rectoral— sirvió “para unificar alianzas que permitan la protesta continua contra la violación de los derechos de todos los venezolanos”.

La Asociación de Empleados de LUZ (Asdeluz) anunció  que “ante el incumplimiento de la cancelación del salario a los trabajadores, ratifica la desincorporación del personal de sus funciones laborales, hasta tanto les sea acreditado en sus cuentas bancarias la deuda pendiente”.

El gremio universitario indicó: “Una vez honrado este compromiso, se anunciarán las acciones regionales y nacionales por la defensa de lo aprobado en la Convención Colectiva Única”.

En Mérida, la junta directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), convocó, desde el pasado martes,  una paralización de actividades académicas en la institución hasta que el Gobierno nacional acuerde el pago de salarios correspondientes al contrato colectivo.

A la paralización de actividades también se sumó el personal administrativo y obrero de la universidad.

El periodista Leonardo León informó, a través del Twitter, que los trabajadores de esta universidad protestaron en la avenida Tulio Febres, de Mérida,  para exigir al Ejecutivo nacional “salarios dignos e insumos para el funcionamiento de esta casa de estudios”.

Los sindicatos de la UCV, por su parte, entregaron  un comunicado al ministro de Educación Superior, Hugbel Roa, en el que reclaman el cumplimiento de las contrataciones colectivas. —En el marco del conflicto universitario planteado por los gremios universitarios (…)  se exige el respeto a las contrataciones colectivas de la UCV y de todas las universidades nacionales”, indica el texto.

El Consejo Universitario  declaró en emergencia humanitaria al personal de la institución, se informó en forma extraoficial.

El secretario general de la Asociación de Profesores de la UCV, José Gregorio Alfonso,  indicó que “irán a la lucha sindical y dijo a la cuenta en Twitter @UCV_Noticias que “no se descarta la posibilidad de ir a paro”.

Mientras la  presidenta de la  Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela  (Fapuv),  Lourdes Ramírez de Viloria, declaró, tras una asamblea intergremial, que las tablas salariales impuestas por el Gobierno generan  “un colapso universitario inducido (…) ya que esto viola el acuerdo del Ministerio de Educación, que fijó el inicio de la tabla en 4,75 veces el salario mínimo nacional” de los profesores universitarios.