Apagón afectó Zulia, Mérida y Táchira por casi 24 horas

La interrupción del servicio eléctrico ocurrida el lunes en la tarde se extendió hasta ayer en buena parte del país. Los estados Zulia, Mérida y Táchira fueron los más afectados: estuvieron a oscuras por más de 15 horas.

El lunes después de las 6:00 pm 15 de las 23 entidades del país no tuvieron servicio eléctrico: Aragua, Carabobo, Miranda, Lara, Yaracuy, Portuguesa, Cojedes, Barinas, Anzoátegui, Táchira, Mérida, Trujillo, Nueva Esparta, Falcón y Zulia.

En gran parte de Maracaibo el apagón fue desde el lunes a las 6:00 pm hasta ayer a las 7:00 am. El servicio solo duró 2 horas, hasta las 9:00 am, y retornó a las 3:00 pm. Marianela Soto, habitante de la ciudad, afirmó que la crítica situación se debe “a la desidia, a la ineptitud del desgobierno y a tantos años sin hacerles mantenimiento a los equipos”.

“Llevo más de 10 horas sin luz y temo que se dañe la comida que tanto me costó conseguir como el kilo de carne que tengo en el congelador”. Añadió que cuando no hay electricidad, inmediatamente falla el sistema de bombeo de agua, por lo que tampoco cuentan con este servicio. “Le exigimos al gobierno que nos dé respuestas. Estamos cansados de la tesis del sabotaje”.

En Mérida la falla duró más de 15 horas y paralizó la jornada laboral desde el lunes. La entidad pasó la noche totalmente en tinieblas, sin agua ni Internet, “a lo que se suma la inseguridad”.

La prestación de salud, como en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes, se vio afectado .Solo funcionaron las áreas de atención crítica con las plantas de emergencia.

Los cuerpos de seguridad se quedaron sin sistemas de comunicación por el agotamiento de sus reservas de carga. La comunidad no tenía cómo comunicarse con ellos por la falta de telefonía móvil y residencial.

El apagón también incidió en el transporte público y en el funcionamiento de la Universidad de los Andes, liceos, colegios y comercios.

En Táchira los servicios médicos, las actividades escolares, el despacho de combustible y las comunicaciones fueron afectados.

La gobernadora Laidy Gómez afirmó que más de 60% de las escuelas en las zonas urbanas estuvieron sin clases porque no hubo electricidad ni agua. Agregó que el Hospital Central de San Cristóbal operó con la planta eléctrica, que llevaba más de 14 horas funcionando y que podría agotarse por la falta de gasoil.

Las estaciones de gasolina no abastecieron combustible, necesario para las ambulancias que deben dar atención en caso de una eventualidad en el principal centro asistencial.

Gómez indicó que tiene la obligación de anunciar el colapso que hay en todos los sectores. “En el ámbito constitucional esperamos que el Ejecutivo haga lo propio y declare la emergencia para que los ministerios atiendan los problemas del Táchira”.

Ayer a la 1:45 am, el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó que seguían los trabajos para recuperar el servicio en los estados afectados. “Motivado a una explosión y posterior incendio en la subestación La Arenosa (estado Carabobo), tenemos una interrupción fuerte del servicio eléctrico en varios estados del sur-occidente del país”, explicó el funcionario en un video difundido en redes sociales.

El Nacional