Celestine Egbunuche, el preso que acaba de cumplir 100 años de edad en el corredor de la muerte

Celestine Egbunuche es el “preso más viejo” de Nigeria. Al menos así lo llaman quienes promueven una campaña para pedir su liberación.

Ha pasado 18 de sus 100 años en la cárcel y, de estos, los últimos cuatro en el corredor de la muerte. Fue declarado culpable de haber organizado un asesinato.

De baja estatura y un poco encorvado, mira melancólicamente hacia nada en particular sentado sobre un banco lleno de gente en la sala de visitas de la prisión.

Vestido con una camiseta blanca, shorts y sandalias, levanta su cabeza lentamente para hacernos entender que sabe que estamos allí.

Es el único gesto que hace, ya que permanece callado a diferencia del resto de reos de la prisión de máxima seguridad de Enugu, en el sureste de Nigeria, que hablan en voz alta.