VV y VP afirman que Maduro ofreció elecciones generales a cambio de diálogo

El ofrecimiento se hace a menos de dos meses de que inicie el nuevo periodo constitucional de Maduro como presidente de Venezuela en 2019. Un nuevo ciclo de Gobierno que ya es desconocido por al menos 20 países que afirman que las presidenciales del 20 de mayo no fueron elecciones libres.

Elecciones generales por diálogo. Dos versiones sobre una misma reunión apuntan a que el presidente Nicolás Maduro propuso convocar elecciones generales en dos años al secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo De Laiglesia.

El ofrecimiento se hace a menos de dos meses de que inicie el nuevo periodo constitucional de Maduro como presidente de Venezuela en 2019. Un nuevo ciclo de Gobierno que ya es desconocido por al menos 20 países que afirman que las presidenciales del 20 de mayo no fueron elecciones libres.

La primera en filtrar la información fue la fundadora de Vente Venezuela, María Corina Machado. “¿Qué está detrás de esta nueva farsa de diálogo que pretende imponer Maduro? Nada menos que “todos tranquilitos” durante dos años cuando renovarían los Poderes Públicos y a cambio Maduro se juramentaría el 10 de enero ante la Asamblea Nacional legítima. Cínicos”, publicó la dirigente en su cuenta de Twitter.

La versión de Voluntad Popular coincide con la oferta que el Ejecutivo habría puesto sobre la mesa. El presidente de la comisión de Política Exterior del Parlamento, Francisco Sucre, reveló que el Gobierno le propuso a De Laiglesia elecciones en dos años a cambio de diálogo.

El funcionario español efectuó una visita de trabajo a Caracas del 9 al 12 de octubre y mantuvo encuentros con miembros del Gobierno, representantes de la oposición, organizaciones de la sociedad civil, colectividad española y empresas españolas.

Producto de esas reuniones se logró la liberación del preso político Lorent Saleh, quien permaneció cuatro años privado de libertad sin que iniciara un juicio en su contra.

De Laiglesia fue el acompañante de Saleh en el vuelo hasta Madrid.

España y la salida negociada

El ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de España, Josep Borrell, ha manifestado estar en contra de que se denuncie al Gobierno venezolano ante la Corte Penal Internacional (CPI) porque esto perturbará una salida negociada para la crisis política que vive el país.

La posición del funcionario español generó la respuesta de la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, quien señaló que la UE “no va a aligerar la posición sobre Venezuela, de ninguna manera”.

Borrell luego aseguró en Luxemburgo que España no ha “hablado de modificar sanciones en Venezuela“, y que la posición española opta por “facilitar el diálogo” para lograr “una solución” en el país, pero sin eliminar las sanciones actuales.

Mientras la oposición venezolana, desde la Asamblea Nacional, presiona para que más países se adhieran al proceso que se lleva en contra del presidente Maduro en la CPI.

Efecto Cocuyo