Henkel García: Transacciones en euros sin fuerza frente al dólar

El proceso no queda claro y llevarlo a la realidad parece imposible, aseguró el economista y director de Econométrica, Henkel García, a PANORAMA, ya que en teoría debería haber “una corresponsalía en los bancos para que se trance en euros”.

Con el anuncio del vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, de vender dos mil millones de euros, (unos 2.300 millones de dólares) en el sistema cambiario, a través de las subastas del Dicom y a partir de noviembre y diciembre, se estaría intentando una “des-dolarización” para “evadir” las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos desde el año pasado, pero la estrategia según los expertos “tiene pocas posibilidades de éxito”.

El proceso no queda claro y llevarlo a la realidad parece imposible, aseguró el economista y director de Econométrica, Henkel García, a PANORAMA, ya que en teoría debería haber “una corresponsalía en los bancos para que se trance en euros”.

Afirmó que “los problemas que tiene hoy Venezuela para manejar dólares, con euros no van a ser menores”. De modo que destaca que temas de “compliance” y de origen de fondos aplica para todo, “porque el sistema financiero está más interconectado que nunca”.

“Esto afecta los contratos porque buena parte de las empresas tienen cuenta en dólares y el pago a su proveedores es igual. Se tendría que pagar una comisión adicional para el manejo de euros y habría una perdida cambiaria típica del paso de euros dólares, lo que transaccionalmente sería más costoso”, subrayó el analista.

Sorprendió que el gobierno informara que todas las transacciones del mercado nacional vayan a estar referenciadas en euros, yuanes o cualquier otra moneda convertible, menos el dólar, generando “escepticismo” en la colectividad, debido, explicó el economista y director de Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, que “los venezolanos pensamos y compramos en dólares”.

“La moneda referencial en la historia de Venezuela es el dólar porque el petróleo es un bien que siempre se ha transado en dólares, el cambio a euros costará”, apuntó el economista.

Ahora si el gobierno lograra vender esos dos mil millones de euros al sector privado como lo anunció, Grisanti considera que habrá “un poco de oxígeno” al sector productivo y “obligaría a los empresarios a abrir una cuenta bancaria en euros”.

Pero en la medida, los especialistas financieros ven muchas trabas todavía, una de ellas es el control de cambio que sigue vigente.

Para Grisanti el gobierno insiste en seguir vendiendo las divisas a un precio que no se refleja en el mercado. “No puede seguir igual, tiene que haber un cambio, el gobierno no puede burocráticamente escoger a quien le vende dólares y a quien no”.