Imputados responsables de profanación de tumbas en Aragua

A solicitud del Ministerio Público, fueron privados de libertad el propietario de la empresa de crematorio Kamesh de San Carlos (estado Cojedes), Juan Laya (43), y el encargado de la funeraria Memorable en Caracas, Eiver Hernández (31), por su presunta vinculación con la profanación de cadáveres el pasado 11 de octubre en el cementerio La Primavera, ubicado en el barrio Alayón de Maracay, municipio Girardot del estado Aragua.

También fueron privados de libertad el chofer Alejandro Olmedo (58) y el ayudante funerario Roger Rodríguez (26).

En horas de la tarde de ese día, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) realizaba un recorrido por el mencionado sector, cuando fueron alertados por habitantes de la comunidad sobre movimientos de personas dentro de las instalaciones del camposanto.

Una vez en el lugar, los funcionarios se percataron de la presencia de Olmedo y Rodríguez, quienes habrían sido contratados por Laya para profanar una tumba y sepultar 18 cadáveres procedentes de varias funerarias de Caracas y Maracay, los cuales debieron ser trasladados hasta San Carlos para ser cremados. Por su parte, Hernández sería el encargado de captar a los familiares de las personas inertes.

Los afectados manifestaron que los hoy privados de libertad les entregaron las supuestas cenizas de sus difuntos, pero investigaciones coordinadas por el Ministerio Público demostraron que estas no correspondían con restos humanos.

En la audiencia de presentación, representantes de la Fiscalía 7ª de la referida jurisdicción imputaron a los hombres por los delitos de profanación de tumba, estafa calificada continuada y asociación.

Tales tipos penales están previstos en el Código Penal y la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.

Una vez evaluados los elementos de convicción expuestos por los fiscales del caso, el Tribunal 5º de Control de Aragua dictó la medida de privativa para Laya, Hernández, Olmedo y Rodríguez, quienes fueron recluidos en la mencionada dependencia de la policía científica.