Habitantes de una isla en Grecia durmieron en las calles tras sismo de 6,4

Habitantes de la isla griega de Zante, en el mar Jónico, pasaron la noche a la intemperie tras el fuerte terremoto de magnitud 6,4 en la escala de Richter ocurrido la madrugada de este viernes 26 de octubre sin causar víctimas, pero sí daños materiales.

De acuerdo con el Instituto de Geodesia del Observatorio de Atenas, el sismo ocurrió a la 01.54 hora local (10.54 GMT) y su epicentro se ubicó en el mar, a 44 kilómetros al suroeste de Zante y a 280 kilómetros al suroeste de Atenas.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (Usgs) informó previamente de una magnitud 6,8. El terremoto se sintió en el sur de Italia, Malta y Albania, y ha causado decenas de réplicas con una magnitud máxima de 5,4.

Los sismólogos advirtieron que en los próximos días pueden producirse potentes réplicas, de magnitudes de hasta 5,5 o 6.

El alcalde de Zante, Pavlos Kolokotsas, aseguró a los medios que la situación está bajo control, que no hay heridos, pero sí una serie de daños, fundamentalmente producidos por deslizamientos.

Además hubo muchos daños en fachadas, así como en los interiores de edificios. En declaraciones a los medios, muchos residentes aseguraron que en sus viviendas cayeron estanterías y objetos que colgaban en las paredes.