Sin Secretos: Sebastiana Barráez desnuda al Coronel García Palomo – Colapsan las redes

CORONEL. Fue hace unos meses, exactamente el 31 de mayo 2018. Me llegó un video del coronel retirado de la Guardia Nacional, Oswaldo Valentín García Palomo (GP) hablando de patriotismo, haciendo un llamado a la Fuerza Armada y destacando que “Hace pocos días, militares y civiles, fallamos en la consecución de ese objetivo, sin embargo nuestra estructura de lucha ha quedado casi intacta”.

No me pareció muy importante pero lo ubiqué al final de un artículo, donde sin saber me estaba refiriendo a víctimas del coronel, y que publiqué en PuntoDeCorte (http://puntodecorte.com/fotos-la-rebelion-de-los-comandos-en-la-fanb-por-sebastiana-barraez/). Por mensaje privado de Twitter me escribe @anonymousgnv (cuenta manejada por GP) quien me dice que es muy amigo del coronel y que por favor quite el video. Minutos después recibo la llamada de un general en el exilio, quien me dijo: “el coronel te pide que quites el video, porque pones en peligro a su familia”. Yo, que aún con todos los años encima, sigo creyendo en el ser humano y en el principio de la verdad, pedí, contra mi costumbre, retirar el video como en efecto se hizo. Con el tiempo descubrí que GP sacó a su familia hace tiempo hacia Canadá y ni siquiera el cuento de los perros, que dice que le secuestraron, es verdad.

MONTAJE. GP me pidió, por el twitter, contactarme por whatsapp para enviarme una grabación. Según él, en esa grabación hay un oficial delatando a varios militares y se oyen unas voces de fondo haciendo acotaciones. Pero lo más raro es que GP dice que esa declaración la hace el oficial frente a Diosdado Cabello y los jefes del Sebin y la Dgcim; sabiendo perfectamente lo que estaba ocurriendo en la lucha de poder y los enfrentamientos, entre esos cuerpos de Inteligencia, me dije que eso era imposible, y no la publiqué. Luego me pidió que publicara algo sobre una sobrina que habían detenido y cuya historia no pude comprobar, así que tampoco publiqué eso.

CAPITANA. Lo que hizo estallar al coronel en mi contra, fue cuando publiqué el 28 de junio 2018 este artículo donde señalo (http://quintodia.net/faes-enfrento-a-paracos-en-orope/) que la capitana no está detenida, a pesar que desde muchas cuentas en redes sociales se abogaba por ella y por su hijo, de quien después supimos que tampoco estuvo detenido sino que vive en Portugal desde hace tiempo. La capitana ya se había instalado en Bogotá, donde algunos venezolanos, que hacen vida política allá, dieron fe de ello. El 29 de junio aparecen unas fotos en las redes sociales, donde se ve a la capitana de navío Emmy Mirella Da Costa como si estuviera torturada y se decía que había sido rescatada de las manos de la Dgcim, donde pagó una fuerte suma en dólares. La capitana nunca fue torturada porque nunca estuvo detenida, pero las fotos sirvieron para que ella viajara a los Estados Unidos como si fuera perseguida política. Es por ello que la sobrina del doctor José Alberto MarulandaLuz Aldazoro Marulanda, nos contacta para confirmarnos que esa capitana nunca estuvo detenida y que por su culpa está preso el doctor José Alberto Marulanda. Esa entrevista la publicamos el 3 de julio  (http://puntodecorte.com/doctor-marulanda-torturado-dgcim/). El coronel García Palomo reaccionó violentamente reclamándome por la publicación y diciéndome que aunque eso fuera mentira yo no tenía por qué decirlo. Le dije que yo recibía a todo el mundo en mi teléfono, pero que no le permito a nade que me trate de manera irrespetuosa y menos induciéndome a que haga cosas deshonestas. Lo bloqueé. Él se dedicó durante meses a publicar una sarta de mentiras en mi contra, tratando de desprestigiarme y señalándome de ser confidente de los cuerpos de seguridad, como si ellos no tuvieran quienes los alimenten. Incluso se comunicaba por varias cuentas y yo solo me limité a bloquearlo y publiqué una nota el 13 de julio (https://www.sebastianasinsecretos.com/2018/07/13/manolo-el-amigo-del-protector/)

EXPEDIENTES. Hay varios hechos significativos. El nombre de García Palomo y la capitana maquillada aparece en casi todos los expedientes de los detenidos el 2 de marzo, el 20 de mayo y los del atentado con los drones. Es el comodín para detener a oficiales sospechosos de conspiración. Incluso, en el caso del general Pedro Naranjo, que publiqué el 8 de junio (https://www.sebastianasinsecretos.com/2018/06/08/altos-oficiales-detenidos-e-incomunicados/) extrañamente, estando el general siendo interrogado en la DGCIM, recibe una llamada de García Palomo, quien es evidente que lo está captando por primera vez y le asigna una tarea por realizar. Es el conspirador más ingenuo o torpe, por no decir otra cosa, que llama a un oficial superior a él, activo mientras él es retirado, y le habla por teléfono de la conspiración a la vez que le asigna una misión, sin que exista una aceptación previa. En el caso de la capitana involucra a los comandantes del 2 de marzo dizque porque ingenuamente le mencionó a un general amigo de Padrino López, los nombres de esos oficiales.

DRONES. Nicolás Maduro dice que “Investiguen quién es el señor García Palomo. Este es el financista, este es el hombre, que tiene varias entradas, este es el financista y pido a la Interpol su captura, porque además está involucrado en el magnicidio frustrado en mi contra”, a la vez que enseñaba un cartel con dos fotos de García Palomo. En una de ellas se ve al coronel calvo y sin bigote. Y en la otra disfrazado con peluquín y bigote. ¿Si usted se disfraza para no ser reconocido, por qué se toma una foto de frente y posando? García Palomo no aparece solicitado por Interpol, a pesar que Maduro dijo que era el hombre clave. Una semana después de eso, García Palomo sale tranquilamente desde Bogotá hacia los Estados Unidos, donde se reúne con un periodista del Nuevo Herald, para una entrevista donde se erige con el liderazgo del golpe, que dice que tenían montado para el 20 de mayo. Es decir, le da veracidad a la tesis del Gobierno con la Operación en la cual involucran a María Corina Machado y a los oficiales comando de la Aviación y la Armada, que están detenidos.

REALIDAD. García Palomo no está solicitado. No tiene alerta en Interpol, aunque Maduro dijo que sí lo habían hecho. Búsquenlo ustedes, mis estimados lectores, en la página web de Interpol. Cada cierto tiempo García Palomo saca la historia de que le están persiguiendo la familia o que le tienen secuestrados los perros. Y sino saca un videíto como hizo ayer instando a los militares a sumársele. No he conocido a ningún conspirador tan ingenuo que esté libre.

SARA. Es Roby. Fue un ser maravilloso. Fue mi profesora de Audiovisuales en la Universidad de Los Andes. Excelente educadora. Pero además bailarina, artista. La primera vez que la vi en los pasillos de la universidad quedé impactada. Parecía que andaba, no que caminaba, sobre el piso. Su cuerpo menudito, totalmente calva y caminando esbelta, con altivez y gracia. Confieso que con Sara aprendí que los retos son para vencerlos. Cada vez que vacilé ante un vestido o un peinado, pensé en esa mujer de temple, de belleza extraña, para quien las nimiedades de los trajes no existían y cabello no tenía. Hace años me escribió. Me contó que estaba dedicada a atender enfermos terminales. Intercambiamos muchos emails. Me escribió una de las cartas más hermosas que he recibido en mi vida. Sara se fue al mundo de las flores amarillas. Me la imagino, con su voz suave, con esa inteligencia arrolladora. Adiós querida amiga y profesora. Adiós por siempre.

BORGES. Es Jorge Luis, mi poeta favorito, el que escojo para leer en los momentos más profundos de mi vida. Fue él quien un día escribió: Si el sueño fuera (como dicen) una/ tregua, un puro reposo de la mente,/ ¿por qué, si te despiertan bruscamente,/ sientes que te han robado una fortuna?/ ¿Por qué es tan triste madrugar? La hora/ nos despoja de un don inconcebible,/ tan íntimo que sólo es traducible/ en un sopor que la vigilia dora/ de sueños, que bien pueden ser reflejos/ truncos de los tesoros de la sombra,/ de un orbe intemporal que no se nombra/ y que el día deforma en sus espejos./ ¿Quién serás esta noche en el oscuro/ sueño, del otro lado de su muro?”.