Andrés Manuel López Obrador es Presidente Constitucional de México

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador, presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos anunció la Constitución de la Verdad, para castigar los abusos de autoridad y para atender el caso de los jóvenes estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Minutos antes y en los momentos en que las manecillas del reloj marcaban las 11:45 horas, los legisladores se pusieron de pie y empezaron a contar del uno al 43, en alusión a la desaparición de los estudiantes de la escuela normal rural superior Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Desde la tribuna de la Cámara de Diputados, López Obrador destacó que, con esa Constitución de la Verdad, también se castigará a los que resulten responsables “pero que la presidencia se abstenga de solicitar investigaciones contra quienes se hayan a ser negocios. En las actuales circunstancias es más eficaz la condena”.

Destacó que “en el terreno de la justicia se pueden castigar a los del pasado, pero es mejor castigar a los delitos del porvenir; propongo al México que pongamos un punto final a esta terrible historia, que no haya persecución a funcionarios del pasado y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad los asuntos pendientes”, firmó Andrés Manuel López Obrador.

En su primer discurso como presidente de los Estados Unidos Mexicanos y, desde la tribuna de la Cámara de Diputados, Andrés Manuel López Obrador aseguró que el fracaso del modelo económico de los últimos 36 años se generó por el predominio de la corrupción pública y privada.

Y, abundó: “ahora nosotros queremos convertir la honestidad en forma de vida y de gobierno; no se trata de un asunto retórico o propagandístico; la crisis de México se originó no solo por el fracaso del modelo económico de los últimos 36 años, sino también por el predominio de la corrupción pública y privada”.

“No le apostamos al circo ni a la simulación”, afirmó Andrés Manuel López Obrador, tras destacar: “queremos generar libertar la vida pública de México, además, si abrimos expedientes tendríamos que empezar con los de mero arriba como del sector público como del sector privado.

“No habría juzgados ni cárceles suficientes y lo más delicado, lo más serio, meteríamos al país en una dinámica de conflicto y confrontación y ello nos llevaría a consumir recursos que necesitamos para transformar la vida pública de los mexicanos.

“Estamos ante un asunto político de estado y como tal debemos enfrentarlo. Mi postura la definí, desde la campaña que no es mi fuerte la venganza. Si soy partidario del perdón”, reiteró el presidente Andrés Manuel López Obrador.