Padre Eduardo ofició la tradicional Misa de Aguinaldo en Torrelena

Padre Eduardo Campagnuolo, un hombre de Dios muy querido por la comunidad eclesial de la Iglesia Virgen del Valle del Espíritu Santo en Vista Alegre, ofició la Santa Misa de Aguinaldo en los espacios de Usos Múltiples de la Res. Torrelena, en la calle La Guayanita de Bella Vista.

Víctor Manuel García Hidalgo / Editor de InfocifrasOnline.com / @Infocifras

Con los primeros destellos azules en el cielo, de un día claro que se abrió paso entre la madrugada, llegó el padre Eduardo, con su cargamento de Aguinaldos, Villancicos y la Palabra de Dios, para entregarla a los vecinos de Torrelena, TorreBlanca y Vista Alegre. El reloj marcaba las 5.40 am, cuando se inicio la Santa Misa.

Feligresia Torrelena

La activa y entusiasta feligresía de Torrelena, después de la Santa Misa, realizó un compartir muy ameno, con deliciosos manjares para la ocasión.

Un grupo de aguinaldos integrado por voces femenina alegró a los vecinos, quienes acompañaron la palabra de Dios y desearon la Paz y lo mejor para todos los venezolanos.

Las Misas de Aguinaldo

Cantar aguinaldos y villancicos en los templos de Venezuela es un privilegio concedido por el Vaticano a la Iglesia de este país; prácticamente, en ningún otro se realizan las tradicionales Misas de Aguinaldos, a excepción de Filipinas y España, específicamente en las Islas Canarias.

Padre Eduardo

Padre Eduardo, un hombre de Dios, que se ha ganado con su humildad,  el afecto de los vecinos

La mayoría de los templos y capillas las celebran bien temprano en la mañana, aunque en otros se realizan en la tarde debido al tema de la inseguridad que no ha dejado de afectar las celebraciones religiosas.

En muchas poblaciones del interior del país todavía se conserva la costumbre de llamar para misa desde las cuatro de la mañana, convirtiéndose la Plaza Bolívar en el epicentro de tertulias, juegos y venta de comidas típicas en los momentos previos y posteriores a la celebración.

Dentro de las iglesias se colocan muy creativos pesebres, aunque todavía sin la figura del Niño Dios, que se coloca después del 24 en la noche. Y es que las Misas de Aguinaldo son una hermosa tradición venezolana que data de los tiempos de la colonia, convirtiéndose en el prólogo y preparación para el Nacimiento de Jesús.