El Cáncer no espera: Pacientes del Hospital Domingo Luciani deben esperar siete meses para recibir radioterapia

A finales de octubre del año pasado, Mayra Peña se anotó en una lista de espera de 300 personas para recibir radioterapia en el hospital Domingo Luciani, en Caracas. Le diagnosticaron cáncer de cuello uterino en estadio tres y le recetaron radiación y quimioterapia.

 

Mayra ya había recorrido hospitales en Maracay, Valencia y San Juan de los Morros, en donde le dijeron que conseguiría el tratamiento de radiación, pero no fue así. No encontró nada.

Han transcurrido cinco meses desde que se anotó en la lista de espera y todavía no ha recibido su primera sesión en el centro de salud ubicado en El Llanito. Ni siquiera la han contactado. Mayra ha llamado al hospital para saber si la lista ha avanzado, pero los trabajadores le dicen que no pueden darle esa información.

El hospital Domingo Luciani y el Oncológico Padre Machado, en El Cementerio, son los únicos centros asistenciales de la red pública en Caracas que actualmente realizan sesiones de radioterapia a pacientes oncológicos.

Sin embargo, la espera se hace amarga y eterna en El Llanito. En el centro asistencial solo hay un equipo de radioterapia en funcionamiento. “Hay que anotarse en una lista de espera de siete meses. Las sesiones empezarían en octubre”, dijo una trabajadora del servicio de Oncología a Efecto Cocuyo.

La espera es letal para los pacientes oncológicos, especialmente para alguien con el diagnóstico de Mayra.

“Los pacientes con cáncer no pueden esperar porque existe el riesgo de que la enfermedad siga avanzando y que ya no se trate de un cáncer en estadio tres, sino cuatro”, explicó Jorge Sánchez, médico oncólogo, a Efecto Cocuyo.

“Estamos viendo situaciones muy difíciles ¿Cómo se le dice a una persona que tiene que esperar porque lo vamos a tratar en octubre? Los mismos pacientes me dicen: doctor, yo siento cómo la enfermedad me come por dentro“, inquiró el galeno.

La situación se ha agravado desde 2017, año en el que Omar López recibió su tratamiento de radiación en el Domingo Luciani. “Para entonces, yo también me anoté en una lista de espera y tuve que esperar tres meses para que me atendieran. Ahora es peor”, afirmó López.

En aquel momento, le suministraron solo 14 sesiones de un total de 32 y le interrumpieron el tratamiento porque la máquina de radiación se dañó. Poco tiempo después, retomó las sesiones.

Una travesía contra el cáncer
Mayra tiene 42 años y vive en Guatire, pero tiene que atravesar toda Caracas para ir al Padre Machado. “Si Dios quiere, y no hay más situaciones con la luz, comienza su tratamiento el próximo lunes (18 de marzo)”, dijo Luz Marina Villamizar, tía de Mayra.

Las quimioterapias las recibirá en el Padre Machado y las radioterapias en el Oncológico Luis Razetti.

Para asistir a las consultas en Caracas, Mayra y su tía se levantan a las 3:00 am y suben en autobús hasta la capital. Desde el año pasado, Luz Marina ha ido buscando de una en una las quimioterapias que necesita para su sobrina, para cuando llegue finalmente el momento en el que reciba el tratamiento.

“Ya tenemos un año desde que la pesadilla empezó y no se acaba”, lamentó Luz Marina. “Con todo lo que tenemos que hacer, con lo que tenemos que gastar y sin poder encontrar las quimioterapias ni las radioterapias, nos preguntamos ¿la dejamos morir?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.