A punta de pistola roban carros en estaciones de servicio de Maracaibo

Los ladrones de carros están haciendo estragos en Maracaibo en los últimos días. El peligro está latente en las principales calles de la ciudad, especialmente en las estaciones de servicio donde las colas para surtir gasolina son kilométricas.

Como un blanco fácil ven los delincuentes a los conductores que se encuentran con sus vehículos estacionados en las bombas, pues allí aprovechan para observar los diferentes modelos de automotores a la vista y seleccionar cual será su próximo objetivo.

El modo de operar: Los maleantes se estacionan en las cercanías de las bombas de gasolina, esperando a que el conductor llene el tanque del vehículo y cuando éste se dispone a salir del lugar lo siguen y a escasos metros chocan el automotor simulando un choque.

Cuando su “presa” desciende del carro para percatarse de lo sucedido, lo “encañonan” y lo someten, lo suben en la parte trasera del automóvil que conduce y así comienza el “ruleteo”.

Mientras llevan a la víctima apuntada con un arma de fuego, los hampones le van gritando improperios y le advierten que un movimiento en falso sería su sentencia de muerte, peor aún si pasan por una alcabala de los cuerpos de seguridad y ésta trata de llamar la atención de los uniformados.

Luego de dar varias vueltas por la ciudad, según el tiempo que estipulan durante el trayecto recorrido quienes han vivido esta mala experiencia, que afirman “no es tan largo”, finalmente el grupo delictivo se estaciona en un punto estratégico, que algunas víctimas han llegado ha describir como “una cauchera”, y allí permanecen largo rato.

En boca de las autoridades, este “largo rato” puede deberse a que los malhechores estén revisando el carro que han robado, para asegurarse de que no tenga localizador o GPS instalado, o en caso de tenerlo, proceder a quitárselo y no dar pie a que los cuerpos de seguridad logren dar con la ubicación en caso de denuncias.

De igual manera, este tiempo de espera lo aprovechan para desorientar a la persona sometida y que no tenga idea de donde se encuentra o pueda recordar alguna característica que identifique a sus secuestradores.

Una vez logrado el cometido, los ladrones ordenan a otro grupo de secuaces llevarse a la víctima.

Por último, suben a la persona secuestrada a otro carro, se la llevan y la dejan abandonada en una zona desolada y le ordenan no voltear a mirarlos hasta que “ya no escuche ruidos”.

El caso más reciente se registró en la estación de servicio ubicada en la avenida 5 de Julio con calle 72, diagonal al Banco Bicentenario, donde los malandros aprovecharon la oscuridad de la noche y la falta de electricidad en la zona para hacer de las suyas.

Afortunadamente no hubo hechos mayores que lamentar, la persona apareció sana y salva, sus sometedores fueron “considerados” y le entregaron sus documentos personales, sin embargo, le despojaron de su teléfono celular y eveidentemente del vehículo, que apareció horas después completamente desvalijado en un terreno baldío del municipio Mara.

Sucesos como estos se han ido incrementando en los últimos meses, lo insólito es que los maleantes pasan con sus víctimas sometidas por alcabalas de diferentes cuerpos de seguridad sin levantar la más mínima sospecha.

Las vías que conducen a La Concepción, municipio Jesús Enrique Lossada y al municipio Mara, son las más conocidas por este tipo de situaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.