Pompeo pide a presidente chileno Piñera mantener ayuda para restaurar democracia Venezuela

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, pidió el viernes al presidente chileno, Sebastián Piñera, seguir apoyando los esfuerzos para restaurar la democracia en Venezuela, que enfrenta una profunda crisis política y económica.

En el inicio de una gira que incluirá Paraguay y Perú, el funcionario conversó con el mandatario y con el canciller Roberto Ampuero, a los que alabó por el apoyo para combatir la crisis política y económica venezolana a través del Grupo de Lima.

“Estados Unidos va a seguir apoyando a los venezolanos que valerosamente están luchando por la democracia en su propio país”, dijo Pompeo en una conferencia de prensa.

Washington presiona por la renuncia del presidente Nicolás Maduro, mientras llama los países a unirse a la coalición que apoya al líder de la oposición, Juan Guaidó.

Pompeo dijo que también conversaron sobre “la represión y la violencia perpetrada” por el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.

Bajo estrictas medidas de seguridad, Pompeo se reunió con Piñera y luego con Ampuero, antes de un discurso programado para dar luces sobre la política estadounidense para Latinoamérica.

“Chile propicia activamente la búsqueda de una salida pacífica de la crisis y el retorno de la democracia a Venezuela a través de elecciones libres”, dijo por su parte Ampuero tras la reunión.

Chile, junto con Colombia, ha sido uno de los principales aliados de Guaidó, a quien muchos países reconocen como presidente encargado del país petrolero.

Críticos han advertido que las fuertes sanciones aplicadas por Washington podrían afectar a los venezolanos, que ya sufren de hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas, pero Pompeo dijo que la gente reconoce que Estados Unidos no tiene culpa de la crisis.

Pompeo también viajará el domingo a la ciudad colombiana de Cúcuta, localidad fronteriza con Venezuela que recibe a muchos de los millones de migrantes que huyen del hambre y la violencia en su país.

La presencia de Pompeo también buscaría mostrar la inconformidad de Estados Unidos por el avance comercial que ha ido teniendo China en Sudamérica.

El gigante asiático ha aumentado su demanda de materias primas en medio de su rápido crecimiento económico en últimas dos décadas y ya es el principal socio comercial de varios países. Reuters