Toda la verdad detrás de los rumores de infidelidad del Príncipe Guillermo a su mujer

Desde hace unas semanas, los tabloides británicos se han cebado con los rumores que contaban que el Príncipe Guillermo de Inglaterra habría sido infiel a su esposa, Catalina Middleton, con una de sus mejores amigas, Rose Hanbury, mientras la duquesa estaba embarazada de su tercer hijo, el Príncipe Louis. Así lo reseña abc.es

La semana pasada, el diario «The Sun» informó sobre una supuesta pelea entre la duquesa de Cambridge y Rose Hanbury. Hasta tal punto que en el reportaje aseguraban que el matrimonio real había cortado toda relación con ella y su marido David Rocksavage, marqués de Cholmondeley. Las dos parejas son vecinos en Norfolk, lugar en el que se sitúa la Casa Sandringham y su casa de campo, Amner Hall. «Guillermo quiere ser pacificador para que las dos parejas puedan seguir siendo amigas, ya que viven muy cerca y comparten amigos en común, pero Catalina tiene claro que ya no quiere verles más», explicó una fuente anónima al medio anteriormente citado.

Este supuesto affaire también sería el motivo del distanciamiento entre los hermanos Guillermo y Harry y no la mala relación de las cuñadas Catalina y Meghan Markle -como se creía hasta ahora-. Tanto es así que el duque de Sussex no dudó en enfrentarse a su hermano, tal y como publicaron algunos medios británicos, acusándole con dureza de «destrozar» su familia: « La infidelidad arruinó nuestra infancia ¿Cómo has podido tener una aventura cuando tienes tres hijos?», dijo en relación a su padre, el Príncipe Carlos de Inglaterra. Recordemos el heredero al trono británico y Diana de Gales se divorciaron después de una infidelidad de este con Camilla Parker-Bowles, hoy su mujer. Un auténtico bombazo en Reino Unido que derivó en un mediático divorcio. Cuatro años tardaron «la princesa del pueblo» y el palacio de Buckingham en llegar a un acuerdo.

Lo que comenzó como un simple chisme se ha convertido en un escándalo real de pleno derecho. Tanto es así que la familia Real Británica ha decidido tomar cartas en el asunto y, según revelaba esta semana la revista «The Daily Beast», los abogados de los duques de Cambridge y Rose Hanbury habrían iniciado acciones legales contra la publicación por difamación.

Un hecho que ha sorprendido mucho pues la casa Real Británica suele guardar silencio ante los supuestos escándalos que se publican sobre su vida privada. Rumores de infidelidades que nunca se han confirmado como las del duque de Edimburgo hacia su mujer, la Reina Isabel II. Los chismes que apuntaban a varias infidelidades del Príncipe comenzaran en 1948, cuando la Reina estaba embarazada de Carlos. Ocho años después, en 1956, las especulaciones sobre los escarceos de Felipe fueron a más. De hecho, la prensa llegó a publicar algunas incursiones del Príncipe en un club nocturno del Soho, del que parece que era un cliente asiduo. Por aquel entonces se le relacionó con Zsa Zsa Gabor, Susan Barrantes (la madre de Sarah Ferguson) y con Lady Penny Brabourne, 30 años más joven que él, con quien se le ha visto durante mucho tiempo asistiendo a carreras de caballos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.