¡Otro escándalo rojo!: detalles sobre las estafas del primo Rafael Ramírez con PDVSA (Fotos)

Una serie de documentos dan cuenta de varias operaciones presuntamente fraudulentas que complementarían las ya conocidas negociaciones de lavado de dinero en la Banca Privada de Andorra por las que se le acusa en el paraíso fiscal del suroeste europeo.

Los hechos de corrupción en los que el exgerente de Logística y Servicios Generales de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), Luis Bastidas Ramírez, supuestamente se vio involucrado, no dejan de aflorar, pues cada vez se dan a conocer nuevas irregularidades que comprometen su gestión en la estatal petrolera. Una serie de documentos en nuestro poder dan cuenta de una serie de manejos con bonos, operaciones cambiarias con el Sistema Complementario de Administración de Divisas (SICAD), así como negociaciones con la empresa fabricante de autobuses china Yutong.

Las evidencias muestran que en las irregularidades está involucra a la hermana de Luis Bastidas, María Guillermina Bastidas Ramírez, también empleada de PDVSA.

Corrupto capturado

El 16 de agosto de 2018, Luis Bastidas fue capturado en Córdoba, Argentina, donde se ocultaba desde hacía tres años detrás la fachada del oficio de un modesto “quiosquero”. Estaba acusado de lavar millones de dólares en la Banca Privada de Andorra, por lo cual sobre él pesaba una orden de captura internacional y era buscado por la Interpol. En esa ciudad vivía en un departamento de Balcarse al 500, en las cercanías de la terminal de autobús junto a su última esposa y sus hijos. Su mujer regentaba un pequeño salón de belleza.

La orden de su aprehensión había sido emanada por las autoridades andorranas, quienes el 31 de julio de 2018 habían librado una orden internacional de captura al imputarlo por el “delito mayor continuado de blanqueo de dinero, proveniente de la corrupción pública”.

También te puede interesar: ¡ENTÉRESE! “EL POLLO” CARVAJAL INTENTA EVITAR EXTRADICCIÓN A EEUU

Los hechos de corrupción en los que el exgerente de Logística y Servicios Generales de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), Luis Bastidas Ramírez, supuestamente se vio involucrado, no dejan de aflorar, pues cada vez se dan a conocer nuevas irregularidades que comprometen su gestión en la estatal petrolera. Una serie de documentos en nuestro poder dan cuenta de una serie de manejos con bonos, operaciones cambiarias con el Sistema Complementario de Administración de Divisas (SICAD), así como negociaciones con la empresa fabricante de autobuses china Yutong.

Las evidencias muestran que en las irregularidades está involucra a la hermana de Luis Bastidas, María Guillermina Bastidas Ramírez, también empleada de PDVSA.

Corrupto capturado

El 16 de agosto de 2018, Luis Bastidas fue capturado en Córdoba, Argentina, donde se ocultaba desde hacía tres años detrás la fachada del oficio de un modesto “quiosquero”. Estaba acusado de lavar millones de dólares en la Banca Privada de Andorra, por lo cual sobre él pesaba una orden de captura internacional y era buscado por la Interpol. En esa ciudad vivía en un departamento de Balcarse al 500, en las cercanías de la terminal de autobús junto a su última esposa y sus hijos. Su mujer regentaba un pequeño salón de belleza.

La orden de su aprehensión había sido emanada por las autoridades andorranas, quienes el 31 de julio de 2018 habían librado una orden internacional de captura al imputarlo por el “delito mayor continuado de blanqueo de dinero, proveniente de la corrupción pública”.

El 15 de octubre de 2013, Yutong Hongkong Limited, a través de su gerente general en Venezuela, Zhen Li, emitió una comunicación dirigía a Petróleos de Venezuela S.A., a la atención de Luis Bastidas, una oferta de autobuses en razón de una solicitud formulada previamente por el citado funcionario de la estatal.

Li recomendaba una serie de cursos a objeto de que fueran tomados por los operadores y personal técnico que estaría a cargo de manejar la flota a ser adquirida para “mantener en el tiempo, la vida útil de cada unidad”. Se trata de cursos de inducción al manejo, manejo defensivo, mantenimiento preventivo, mantenimiento correctivo.

Asimismo los programas de mantenimiento, lubricación y control de contaminación; diagnósticos de fallas de motores; electricidad básica; y tren de rodaje y cauchos.

Yutong informó a Luis Bastidas que la empresa china contaba en Venezuela, para el momento de la comunicación, con seis talleres en Caracas, Valencia, Puerto Ordaz, Maturín, Barquisimeto y Maracaibo. Asimismo, había 15 ingenieros chinos y 10 venezolanos que prestaban servicios de reparación, mantenimiento, asistencia de emergencia, apoyos técnicos y entrenamiento a clientes locales.

Se recordaba que Yutong había firmado un memorando con Venezuela, a través del ministerio de industrias, para la instalación de una fábrica de ensamblaje de autobuses con capacidad para producir 3.600 unidades anuales en el municipio San Joaquín, estado Carabobo.

La unidad ofertada era la modelo ZK6129H, con motor diésel, transmisión manual y 47 + 1 + 1 asientos a un costo de USD 206.780.

Continúe la lectura aquí 

Por: Maibort Petit / Venezuela al Día

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.