Al menos 149 presos murieron en calabozos policiales durante el primer semestre de 2019

La ONG Una Ventana a la Libertad (UVL) publicó un informe sobre la precaria condición carcelaria que viven 19.208 detenidos dentro de 204 calabozos policiales y militares destinados a cubrir una capacidad para 3.704 personas, lo que representa un hacinamiento total de 509.58 %.

Así lo reseña 2001

Magaly Huggins, psicólogo social, dijo durante la presentación del informe que ““El contexto de este semestre fueron las protestas políticas desde el 5 de enero cuando se eligió la directiva de la Asamblea Nacional y se abrió espacio a las manifestaciones (…) Eso tuvo una respuesta con violencia e inmediatamente llegó a los Centros de Detención Preventiva (CDP), por lo que el hacinamiento se magnificó”.

Trascendió que en Venezuela, 149 presos murieron en los centros de detención preventiva distribuidas en 16 estados del país, en lo que va del primer semestre del año 2019. Portuguesa resultó destacada debido al trágico episodio ocurrido el 23 de mayo pasado en la Policía Municipal de Paéz (Polipáez), donde murieron 30 presos y 19 efectivos resultaron heridos.

Por otra parte, la investigación hecha por Huggins, revela que de 637 detenidos que entre enero y marzo del presente año, privaron de libertad a 637 personas por participar en manifestaciones. El 25% de esta cifra que representa a 146 individuos, se adjudica a “vandalismo” y “saqueos” a locales comerciales en medio de las protestas.

“Solo pudimos identificar 28 mujeres, una en período de lactancia, y 40 adolescentes, de los cuales cinco eran femeninas (…) En los calabozos policiales de Venezuela los funcionarios les cobran vacuna a los familiares para permitir ingreso de alimentos, bebidas y visitas”, informó Huggins.

Para el abogado criminólogo, Luis Izquiel, la situación es extremadamente peligrosa dado a que se trata de personas quienes están involucradas en delitos de homicidios, secuestros y robos, por lo que al lograr su escape desde los calabozos que no están adecuados para su permanencia,regresen a su vida delictiva y arremetan contra los ciudadanos.

Según el documento público, en cuatro estados del país hubo 22 intentos de fugas y 14 fugas se dieron en seis estados, mientras que 153 detenidos lograron evadirse en las últimas.