Neymar y el PSG deberán ‘hacer las pases’ tras su fallida salida del club

A pesar de su elevado precio, el crack no ha demostrado su valor en el campo de juego

La decisión de Neymar de incorporarse al París Saint-Germain en 2017 fue motivada por el deseo de establecerse como el mejor jugador del mundo, pero un período de problemas en la capital francesa ha dejado al brasileño en riesgo de desperdiciar los mejores años de su carrera.

El cierre de la ventanilla de traspasos ha puesto fin a la larga saga que rodea el futuro del jugador más caro del mundo, que permanecerá en el PSG tras no haber conseguido volver al Barcelona que anhelaba.

Su antiguo club no pudo cerrar un acuerdo para rescatar al joven de 27 años de su aparente pesadilla en París, con Neymar tan decidido a regresar que el diario deportivo L’Equipe informó que se ofreció a pagar 20 millones de euros (22 millones de dólares) de su propio bolsillo para pagar la cuota.

En agosto de 2017, la desesperación de los propietarios del PSG de Qatar por ganar la Liga de Campeones parecía encajar con la obsesión de Neymar por salir de la sombra de Lionel Messi y ganar el Balón de Oro. Los parisinos desembolsaron 222 millones de euros por sus servicios.

Sin embargo, no ha hecho lo suficiente en el Parque de los Príncipes en dos temporadas marcadas por lesiones e interrumpidas por distracciones fuera del campo.

Cuando ha jugado ha sido brillante en numerosas ocasiones, anotando 51 goles en 58 partidos. Ha ganado títulos de liga consecutivos y un premio al mejor jugador de la Ligue 1 del año.

Pero lo que realmente importa es la Liga de Campeones, y cuando realmente ha importado en Europa ha estado ausente. Las lesiones en el pie le hicieron perderse tres de los cuatro partidos eliminatorios de la Liga de Campeones que el club ha jugado desde su llegada.

Sin él, perdieron en octavos de final contra el Real Madrid en 2018 y contra el Manchester United este año.

Neymar nunca ha aprendido francés y a menudo ha aparecido demasiado ocupado con distracciones fuera del campo, incluyendo fiestas de cumpleaños y haciendo una aparición en su serie favorita de Netflix.

Sigue siendo una de las mayores celebridades deportivas del planeta, pero debe dejar atrás rápidamente los últimos meses y cumplir su cometido, de lo contrario, es posible que no haya nadie lo suficientemente rico que esté dispuesto a arriesgarse a comprarle el año que viene.

Los seguidores del PSG han dejado claro su descontento con el brasileño, pero esos sentimientos aún pueden cambiar si logra el éxito sobre el terreno de juego.

El final del experimento de Neymar podría haber permitido al PSG empezar de nuevo, aunque Mbappe y el entrenador Thomas Tuchel habían manifestado su deseo de que se quedara.

Ahora todos los ojos estarán puestos en Neymar para ver si puede poner fin a este episodio, aunque su suspensión de tres partidos de la Liga de Campeones significa que puede pasar algún tiempo antes de que tenga un impacto real.

Con información de AFP