“Ese centro de detención es un problema grave”, vecinos tras fuga de reos en sede de PNB en #Boleíta

A las 4:00 de la madrugada, gritos y disparos despertaron a los vecinos del conjunto residencial Las Californias, en la urbanización El Marqués en Caracas. Al menos 30 reclusos del centro de detención preventiva de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Boleíta, se habrían fugado y escondido en la urbanización.

“Fueron horas de mucha tensión porque hubo disparos y la gente está totalmente alarmada. Los vecinos nos resguardamos en nuestras casas porque al escuchar los tiros no sabíamos si podrían alcanzar a algunos de los apartamentos”, aseguró Luis Pérez Ávila, de 77 años, habitante de las residencias Ávila Plaza.

Los vecinos exigen que el centro de detención policial sea eliminado o que al menos los presos sean llevados a centros penitenciarios. “El problema es que la Zona 7 es un retén para 250 personas y según me dicen que hay más de 1.000 personas hacinadas. Ese centro de detención es un problema grave que afecta a toda la zona en general. Toda la calle y los sectores está en peligro”, dijo.

Desde la madrugada de este miércoles, 11 de septiembre, funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB (Faes), PNB y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), se desplegaron por el sector para recapturar a los fugitivos.

Antes de las 11 de la mañana fuentes policiales informaron que habrían detenido a 26 fugados, dos murieron tras presuntamente enfrentarse a los efectivos y se desconoce el paradero de otros dos.

“Se escaparon una gran cantidad y fueron hacia el colegio San Agustín y luego hacia las residencias Las Californias y se escaparon. Muchos salieron por la parte boscosa y aquí detuvieron a al menos 20”, contó un residente.

Los alrededores de la Av. Sanz de El Marqués permanecieron cerrados durante el despliegue policial. Por medidas de seguridad los vecinos del conjunto residencial se quedaron en sus apartamentos y activaron las alarmas de emergencia del urbanismo.

“Yo colaboré con la policía para la captura, agarramos a 10 reclusos dentro de las residencias y hubo otros que se escaparon. Los reclusos hicieron destrozos en las áreas comunes de la torre C en el área de piscina, partieron puertas y ventanas para tratar de esconderse”, contó Marco Maldonado, habitante del sector.

Miguel Martín, habitante de Las Californias, pensaba salir a hacer una diligencia a las 9 de la mañana pero el operativo policial se lo impidió. “A las 9 de la mañana se escucharon los últimos tiros, aparentemente allí mataron a los dos hombres. No es primera vez que esto ocurre porque tienen medidas de seguridad precarias. Les permitimos el acceso de las instalaciones del conjunto para que revisaran todo. En uno de los baños públicos los reclusos se quisieron refugiar y rompieron las puertas”.

fuente Efecto Cocuyo