Archivos por Etiqueta: Comercio

Consecomercio asegura que aparato comercial se contrajo hasta un 45% en los últimos años

La presidente saliente de Consecomercio, María Carolina Uzcategui, considera que los dos últimos años han sido los más difíciles para el sector que representa.

Leer Más

Trump afirma que Arabia Saudita accedió aumentar su producción de petróleo

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aseguró este sábado que el rey de Arabia Saudita, Salmán bin Abdelaziz, accedió a aumentar notablemente la producción petrolera de ese reino árabe, con el fin de frenar el aumento de precios del crudo.

Leer Más

Expropian comercios del Mercado Plaza de Los Teques

Delsa Solórzano, diputada a la Asamblea Nacional (AN), denunció expropiaciones en el Mercado Plaza de Los Teques.

Leer Más

A 8 de cada 10 venezolanos no les alcanza el dinero para cubrir su consumo

Las cifras son claras: ningún ajuste resulta suficiente para cubrir, con un ingreso promedio, los gastos básicos. En este marco, el economista José Guerra advierte que Venezuela despedirá 2018 con la hiperinflación más alta del continente en toda su historia

Leer Más

Cómo lidiar con Venezuela sin alterar los mercados petroleros

La administración Trump, por ahora, optó por no golpear al sector petrolero venezolano con sanciones más duras a pesar de catalogar la reelección del presidente Nicolás Maduro como una “farsa”.

Leer Más

Trump dice que sanciones son para evitar ventas clandestinas

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, afirmó este lunes que las sanciones que impuso sobre el gobierno de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, son para evitar que se realicen “ventas clandestinas”.

Leer Más

7 de cada 10 comercios en Nueva Esparta cerraron las puertas

Andrés Rodríguez Ghersi, presidente de Fedecámaras de Nueva Esparta, indicó que al menos siete de cada 10 tiendas del Puerto Libre de la Isla de Margarita cerraron sus puertas.

Leer Más

El peligroso proteccionismo de Donald Trump – Carlos Alberto Montaner

Había advertido que lo haría. Donald Trump ha desatado una guerra comercial. Es un mercantilista confeso. Estamos sólo en la segunda escaramuza. La primera fue renunciar insensiblemente al Acuerdo Transpacífico. Esta vez les ha fijado altos aranceles a la importación de acero (25%) y de aluminio (10%). Luego se ha jactado de que ganará la contienda. Probablemente tiene razón: triunfará. Europa depende más de las exportaciones que Estados Unidos. Sólo que Europa es una aliada y carece de sentido tratarla de esa manera. Será una victoria pírrica. Provocará represalias que todos acabaremos pagando.

Herbert Hoover, un presidente republicano que antes de llegar a la Casa Blanca fue un gran funcionario público, también ganó la guerra comercial que generó la ley Smoot-Hawley de 1930. En ese año, cumpliendo una promesa de campaña de 1928, lo que desmiente la tesis de que fue una consecuencia del crack del 29, esa terrible crisis comenzada un jueves negro que tardaría más de una década en blanquearse, Estados Unidos aumentó los aranceles a miles de productos agrícolas importados desde el extranjero.

Fue el acabose. Esa victoria proteccionista exacerbó el nacionalismo europeo, redujo en un 65% las transacciones comerciales internacionales, agravó la Gran Depresión, contribuyó a la victoria de Franklin Delano Roosevelt (los demócratas estuvieron 20 años consecutivos en el poder, de 1933 a 1953), y acercó más el horrendo desenlace de la Segunda Guerra mundial con sus 60 millones de cadáveres, la destrucción de la judería europea (la mayor concentración de talento de la historia), y medio planeta convertido en escombros por los bombardeos inmisericordes de tirios y troyanos.

Tanto en Trump como en Hoover el error tenía un mismo origen: no entender el significado de la balanza comercial. O utilizarlo demagógicamente para complacer a los clientes políticos y perjudicar al resto. O comprenderlo muy mal, como siempre han hecho los mercantilistas, permanentemente vigilantes de cuánto les compramos o vendemos a los otros países, sin comprender que el dato resultante con frecuencia no significa mucho a la hora de pasar balance.

Es verdad, por ejemplo, que China le vende mucho más a USA que viceversa. ¿Y qué? Los norteamericanos disfrutan de productos mucho más baratos e invierten la diferencia de precios en nuevas empresas, en salarios, en ventajas para la sociedad. Además, con parte de sus ganancias los chinos adquieren bonos del tesoro norteamericano, lo que sería algo así como intercambiar cosas, objetos tangibles que han costado millones de horas de trabajo, por papeles por los que reciben un modesto interés, pero cuentan con el respaldo de un gran país cuyas instituciones funcionan con seriedad y las promesas de pago se cumplen religiosamente.

El 90% de las transacciones internacionales se realizan en dólares. El 70% de los países mantienen sus reservas en dólares o en bonos del tesoro americano. ¿Qué más quiere Trump? Durante los 42 años consecutivos en los que la balanza comercial de Estados Unidos ha sido negativa, la economía nacional ha crecido exponencialmente, ha logrado casi el pleno empleo, y hoy alcanza los 18 billones de dólares (trillones en inglés), pero eso ha sido posible, entre otras razones, gracias a un déficit comercial de 800 mil millones de dólares (algo más 4% del PIB) que no pueden considerarse pérdidas y regresan a las arcas del país de diversas maneras.

En cambio, entre el año 2001 y hoy, Venezuela ha vivido una etapa de balanza comercial muy positiva, que sirvió para enriquecer a Alí Babá y a sus 40,000 ladrones. No obstante, no es el único país que exporta más de lo que importa: Angola, Brasil, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial o Mongolia también lo consiguen, como casi todos los años ocurría con la Cuba prerrevolucionaria, sin que ese indicador significara gran cosa.

Parecía que el conflicto entre librecambistas y mercantilistas se había resuelto desde que en 1776 Adam Smith publicó su Indagación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones, pero no es cierto. El juicio tosco de los mercantilistas revive cada cierto tiempo y le hace un gran daño a la sociedad, empobrece a los pueblos y, aún sin proponérselo, fomenta la discordia y la guerra. Por eso 107 congresistas republicanos le escribieron una carta a Donald Trump rogándole que no impusiera los aranceles al acero y al aluminio. Se daban cuenta que no tenía el menor sentido reñir esa guerra y, mucho menos, ganarla.

Periodista y escritor. Su último libro es el ensayo El presidente: manual para electores y elegidos.

Grupo Avila alerta: Nuevas tensiones con las Antillas Neerlandesas

Ante  las sorpresivas medidas unilaterales adoptadas por el Gobierno venezolano al ordenar el cierre de sus puertos y aeropuertos con nuestras vecinas islas de Aruba, Bonaire y Curazao, sin el uso de las vías diplomáticas que exponen las buenas relaciones entre países vecinos,  expresamos nuestra solidaridad y vocación de buena vecindad.

 

No es la primera vez que la prepotencia de las autoridades venezolanas han atropellado a las de nuestros vecinos antillanos: las amenazas en el pasado contra el Reino de los Países Bajos en relación a supuestos aviones sobrevolando a Venezuela; las coacciones en relación al candidato a Cónsul General (r) Hugo Carvajal y las amenazas expansionistas que violentan el derecho internacional, nos genera preocupación.

 

Conocemos la disposición del Reino de los Países Bajos  expresada por su Ministro de Relaciones Exteriores y por las autoridades antillanas, como las declaraciones de Eugene Rhuggenaath Primer Ministro de Curazao, y Evelyn Wever-Croes Primera Ministro de Aruba de mantener buenas relaciones con Venezuela, y su permanente voluntad de cumplir con los compromisos internacionales.

 

La reciente muerte de los balseros es preocupante y es una consecuencia directa del cierre de fronteras, mientras que las situaciones irregulares de refugiados sociales aumenta ante la indiferencia y las trabas que impone Caracas al negarles o dificultar la emisión de pasaportes o certificados exigidos como los de antecedentes penales y otros.

 

Exigimos al gobierno nacional explicaciones y se abra una investigación en coordinación con las autoridades de las islas y el gobierno del Reino a los fines de esclarecer la situación  En este sentido celebramos la iniciativa de algunos parlamentarios en los países Bajos que han solicitado se investiguen los hechos.

 

Rechazamos la actuación el gobierno venezolano  que daña las relaciones históricas y de buena vecindad beneficiosa para ambas partes en términos de comercio, turismo, entre otras.

Este cierre de fronteras repite la nefasta experiencia del pasado cuando la “cortina de hierro” de la Europa Comunista generó enormes penurias a sus ciudadanos  o sigue los pasos de Cuba, país con el que nos parecemos cada vez más.

 

Reiteramos nuestra preocupación y  ofrecemos nuestra colaboración para coadyuvar a frenar las amenazas, y exigimos a las autoridades enrumbar   la inmediata normalización de nuestras relaciones bilaterales y multilaterales con las Antillas.

 

Caracas, 23 de enero de 2018

 

 

 

 

 

 

 

El Grupo Ávila es una agrupación informal, compuesta por diplomáticos, analistas políticos, profesores universitarios e investigadores en las áreas de relaciones internacionales y las ciencias sociales, preocupados por el acontecer internacional y nacional.

Mercado flotante de venezolanos en Curazao, sufrirá el cierre fronterizo de Nicolás Maduro

 

WILLEMSTAD –  La diputada por el Partido MAN, Elsa Rozendal, a través de su cuenta en Facebook, hizo pública su propuesta para la restauración del Mercado Flotante.

Afirmó que se debería de aprovechar el cierre fronterizo con Venezuela para restaurar dicha área y eventualmente redestinar la misma para la venta de mercancía artesanal de producción local.

Rozendal aseveró que el mercado está “caído y feo” dejando un aspecto desagradable; reiteró que en muchas oportunidades los barcos provenientes de Venezuela cargados de verduras y frutas, dejan suciedad en la bahía permitiendo “una mala vista”.

Parlamento de Curazao exige a Venezuela reabrir fronteras aéreas y marítimas

EFE

El Parlamento de Curazao aprobó una moción para exigirle a Venezuela que reabra las fronteras aéreas y marítimas que impuso el pasado 5 de enero en contra de la isla, Aruba y Bonaire, presumiendo que en estos territorios existen contrabandistas que perjudican a su economía.

La proposición, aprobada la noche de este martes, indica que el bloqueo comercial que impuso el presidente venezolano Nicolás Maduro hace ya más de dos semanas ha comenzado a tener efectos negativos en la vida de los ciudadanos de las tres islas y la economía de estos territorios holandeses.

El pasado 5 de enero, el jefe de Estado venezolano anunció el cierre, por 72 horas, de las comunicaciones del país petrolero con estas islas caribeñas para poner en marcha un operativo que acabe con los contrabandistas de oro y cobre “que le dañan la economía a Venezuela“.

Sin embargo, la semana pasada el Gobierno de Venezuela extendió el cierre de sus fronteras con estas tres islas por tercera ocasión, pero con la posibilidad de que el mismo sea durante un tiempo indefinido.

La decisión de Maduro se dio a pesar de que su gobierno y los tres territorios holandeses aprobaron un borrador para levantar el castigo.

La moción parlamentaria indica además que mientras el Gobierno venezolano le pide a las islas que “hagan más” para prevenir el contrabando de oro y cobre a Venezuela, la administración de Curazao, sin ofrecer detalles, aseguró que “se está haciendo todo lo posible para prevenir la piratería”.

Sin embargo, las autoridades de Curazao creen que Maduro no está dispuesto a aprobar el borrador.

Por su parte, el primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, cuestionó al Gobierno de Venezuela del porqué tomó la exigente decisión sin antes discutir el problema y buscar una solución entre ambos países.

“Ahora debemos aventajarnos sobre la situación con urgencia a través de canales diplomáticos y urgentemente formalizar un trato que se había acordado hace dos semanas”, dijo.

Rhuggenaath, no obstante, reconoció que a su Gobierno lo estaban culpando por el embargo de petróleo guardado en tanques en sus puertos por compañías internacionales de envío.

China y EE UU firman acuerdos comerciales por $250.000 millones

AFP – El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este jueves en Pekín haber suscrito numerosos acuerdos comerciales por más de 250.000 millones de dólares, que pueden ayudar a reequilibrar el comercio entre China y Estados Unidos, aunque su concreción sea incierta.

Estos acuerdos, firmados durante la primera visita de Trump a China, fueron anunciados con gran pompa durante una cumbre con su homólogo chino Xi Jinping, en el Palacio del Pueblo.

Los sectores implicados son los de energía, aeronáutica, agroalimentario o electrónica. El importe total (253.400 millones de dólares) es excepcional, y entre los grandes beneficiarios figuran los gigantes estadounidenses Boeing, DowDuPont, Caterpillar o Qualcomm.

Muy sonriente, Trump –que durante su campaña presidencial convirtió los superávits comerciales chinos en su gran chivo expiatorio– afirmó que “no reprocha nada” a Pekín.

“Yo no le reprocho nada a China. Después de todo, ¿quién puede reprocharle a un país que se aproveche de otro por el bien de sus ciudadanos? “, afirmó.

La avalancha de acuerdos fue calificada de “verdadero milagro” por el ministro chino de Comercio, Zhong Shan.

Pero para James McGregor, presidente en China del gabinete APCO Worlwide, se trata sobre todo de “la política a la antigua: un dirigente llega y se otorga el prestigio de una serie de acuerdos ya en curso, a los que añade otros para redondear una cifra enorme”.

Pekín desplegó la alfombra roja para Trump, que ahora “podrá tuitear que es un formidable negociador”, dice McGregor a la AFP.

Por su lado, Christopher Balding, profesor de la Universidad de Pekín, afirma que más allá de las cifras “la mayoría de los anuncios se refieren a protocolos de acuerdo, más a que contratos en firme, por lo que habría que preguntarse lo que realmente va a concretarse”. Además, algunos anuncios son “vagos”, asegura.

– Gas en Alaska –

Otros, sin embargo, pueden ser “bastante sustanciales”, matiza por su lado McGregor.

Así, en momentos en que Pekín trata de diversificar sus suministros de hidrocarburos, tres organismos estatales –entre ellos el fondo CIC– cerraron un acuerdo para explotar yacimientos de gas natural líquido (GNL) en Alaska, con hasta 43.000 millones de dolares previstos en inversiones.

Ello podría reducir el déficit comerciales de Estados Unidos en 10.000 millones de dólares por año, según los servicios del gobernador de Alaska.

Pero, según los observadores, este torrente de acuerdos sólo reequilibrará marginalmente la balanza comercial norteamericana, y no ayudará a reducir el proteccionismo de China, tan criticado por Washington.

Estados Unidos es el segundo socio comercial de China, y tiene ante el gigante asiático un gran déficit comercial anual cercano a los 350.000 millones de dólares, según fuentes estadounidenses.

Entre los demás anuncios, figura un acuerdo entre el fabricante estadounidense de material de construcción Caterpillar y el mastodonte China Energy, sobre ventas de equipos mineros, pero no se han divulgado más detalles financieros.

Por su lado, el fabricante de semiconductores Qualcomm firmó acuerdos con tres grandes productores de smartphones chinos, Xiaomi, Oppo y Vivo, y asegura que puede venderles en tres años microchips por valor de “12.000 millones de dólares”.

Por su lado el gigante estadounidense Boeing firmó un acuerdo de venta de 300 aviones por un precio de catálogo total de 37.000 millones de dólares, aunque no se precisó si todos los pedidos eran nuevos.

China es el segundo mercado aeronáutico mundial y Boeing considera que el país necesitará 7.240 aviones comerciales en los próximos 20 años.

Por su parte, DowDuPont, del sector agroquímico, suscribió un acuerdo con la startup de las bicicletas compartidas Mobike para desarrollar materiales más ligeros.

En fin, en el sector agroalimentario, JD.com, especialista chino de la venta en línea, se comprometió a comprar productos a Estados Unidos por 2.000 millones de dólares en los próximos tres años. De esa suma, 1.200 millones corresponden a la compra de carne a la asociación de ganaderos de Montana.

CAVECOL en ruina por caída estrepitosa del intercambio comercial en la frontera

Cavecol

La Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (Cavecol) emitió un comunicado en el que analiza el impacto social y económico del cierre de fronteras impuesto por parte del gobierno venezolano y exhorta al trabajo mancomunado en pro de la frontera común.

Señala el texto que Venezuela y Colombia son dos naciones hermanas, unidas por una historia común, similitud cultural y cercanía geográfica que facilita un comercio bilateralcomplementario, caracterizado por la movilidad continua de sus pobladores que conforman una de las fronteras más vivas del continente americano.

Asimismo, expresa la preocupación del empresariado por el cierre indefinido “de una frontera que, más que una línea que separa a un país de otro, engloba la cultura del ciudadano fronterizo y de las empresas que hacen vida en ella; así como una extensa región donde cerca de 5 millones de personas, forman parte de esa activa y vibrante zona, siendo sus ciudadanos venezolanos o colombianos, quienes viven de un lado de la frontera y trabajan o estudian del otro”.

Se acentúa la recesión

Cavecol advierte que el intercambio comercial entre ambas naciones durante el primer semestre de 2015 cayó 38%, situación que se acentúa por el cierre que ya hace quince días se ha venido ejecutando en la frontera entre Táchira y Norte Santander, lugar por donde transita cerca del 60% del comercio formal binacional.

“De esta manera, se evidencia que el impacto negativo en lo económico y social es profundo, pues las razones que motivan la medida como el contrabando y la acción de grupos irregulares siguen existiendo y continúan empobreciendo a ambas naciones, y la medida de cierre no soluciona dichos flagelos, pero si acentúa el deterioro económico, social y cultural de nuestra frontera”, continúa el comunicado.

Trabajo conjunto

Cavecol consideró de suma importancia la concertación conjunta de políticas orientadas a la promoción del comercio formal y el empleo digno en pro del mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de frontera, que son ciudadanos decentes y trabajadores en su gran mayoría.

“En Cavecol estamos seguros que trabajando en conjunto será posible construir un futuro próspero para nuestra frontera común, el trabajo mancomunado rendirá mayores beneficios para ambas naciones en vez de un cierre indefinido que actualmente paraliza casi la totalidad del comercio legal y formal, implicando altos costos logísticos”, añade el texto.

Quienes integran este gremio binacional, dijeron estar “abiertos a colaborar con ambos gobiernos para tender puentes que faciliten el entendimiento en la búsqueda de soluciones, aspecto que urge no sólo al sector empresarial, sino también a las personas que hacen vida en la frontera. Vemos con optimismo el llamado a reuniones y acciones emprendidas por la Autoridad Militar Única para las Zonas de Estado de Excepción, estamos seguros que pronto se podrá restablecer la normalidad en la zona, pues son más las similitudes que nos unen, que las diferencias que nos pudiesen separar”.