Archivos por Etiqueta: crímenes de lesa humanidad

Lapidario informe de Amnistía Internacional sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela: “Maduro lo supo y no hizo nada”

Las ejecuciones extrajudiciales selectivas, las detenciones arbitrarias y las muertes y lesiones por uso excesivo de la fuerza que ha utilizado el régimen de Nicolás Maduro de forma sistemática y generalizada desde al menos 2017, pueden constituir crímenes de lesa humanidad.

Leer Más

Justicia, Encuentro y Perdón celebra acciones judiciales ante la CPI

La ONG Justicia, Encuentro y Perdón en voz de Rosa Orozco, madre de Geraldin Moreno, asesinada en el 2014 y de las 224 familias víctimas de la represión de la dictadura liderada por Nicolás Maduro, expresamos nuestro agradecimiento a los países de la región, específicamente Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá y a sus presidentes Mauricio Macri, Sebastian Piñera, Iván Duque Márquez, Mario Abdo Benítez, Martín Vizcarra y Justin Trudeau por solicitar ante Corte Penal Internacional, se inicie una investigación contra los responsables de la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad, durante el gobierno de Nicolás Maduro.

Leer Más

Luisa Ortega Díaz pidió a EEUU arrestar a Maduro en Nueva York

La fiscal venezolana en el exilio aseguró que la visita del chavista para participar de la Asamblea General sería una gran oportunidad para detenerlo “luego de todas las sentencias y señalamientos que se le han hecho como crimen organizado, terrorismo, narcotráfico, corrupción y genocidio”.

Leer Más

Almagro sobre denuncia a Maduro: “Estos seis países han dado un paso sin precedentes”

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresa su total respaldo a la decisión de los Presidentes de Argentina, Mauricio Macri, de Chile, Sebastián Piñera, de Colombia, Iván Duque, de Paraguay, Mario Abdo Benítez, de Perú, Martín Vizcarra, y del Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, de remitir a la Corte Penal Internacional (CPI) la investigación sobre la existencia de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Leer Más

Ortega Díaz entregó al Grupo de Lima pruebas contra Maduro por crímenes de lesa humanidad

La fiscal general en el exilio, Luisa Ortega Díaz, entregó este lunes una serie de pruebas al Grupo de Lima que implican al gobierno nacional en serias violaciones a los Derechos Humanos en el país.

“A través de esta comunicación, he puesto a disposición de los Cancilleres del Grupo de Lima las pruebas que acompañaron nuestra denuncia ante la @IntlCrimCourt, para que soliciten en bloque el inicio de una investigación formal por crímenes de lesa humanidad en Venezuela“, anunció la funcionaria a través de su cuenta de Twitter.

Ortega Díaz también solicitó al Grupo de Lima, que se reunirá mañana en Perú, que inste a la Fiscalía de Brasil a impulsar procesalmente el caso de corrupción de Odebrecht en Venezuela.

 

(Video) Fujimori se mostró agradecido por el indulto y pidió perdón a los peruanos

El exmandatario peruano Alberto Fujimori pidió “perdón” por haber “defraudado” a una parte de sus compatriotas durante su Gobierno (1990-2000) y agradeció el indulto humanitario que le otorgó el domingo el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

“Soy consciente que los resultados durante mi Gobierno de una parte fueron bien recibidos, pero reconozco, por otro lado, que he defraudado también a otros compatriotas. A ellos les pido perdón de todo corazón“, dijo el expresidente este martes 26 de diciembre en un mensaje grabado en video en la clínica donde permanece internado desde el viernes pasado.

En el mensaje, difundido en sus redes sociales, Fujimori aseguró que la noticia del indulto humanitario lo “sorprendió” en la unidad de cuidados intensivos de la clínica. 

“Esto me ha producido un fuerte impacto en el que se mezclan sentimientos de extrema alegría y pesares“, añadió. El exgobernante expresó, además, su “gratitud por el paso complejo” que, según dijo, dio Kuczynski al aprobar su indulto y elperdón de todas sus penas y de los procesos que aún tenía en curso.

“(Esto) me compromete, en esta nueva etapa, para apoyar decididamente su llamado a la reconciliación“, aseguró.

Kuczynski otorgó el indulto humanitario y la gracia presidencial a Fujimori el pasado domingo 24, pocas horas antes de la Navidad, lo que sorprendió a sus compatriotas y en las horas siguientes generó manifestaciones de protesta y el rechazo de gran parte de la sociedad organizada y partidos políticos.

El presidente peruano firmó el indulto solo tres días después de evitar su destitución por el Congreso, por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, gracias a la abstención de un grupo de diez fujimoristas liderados por Kenji Fujimori, hijo menor de Alberto, que anteriormente había pedido de manera abierta a Kuczynski indultar a su padre.

En un mensaje televisado, Kuczynski llamó el lunes “errores” a los delitos de lesa humanidad por los que fue condenado Fujimori a 25 años de cárcel y aseguró que la decisión de indultarlo “quizá” ha sido la más difícil de su vida.

“Se trata de la salud y las posibilidades de vida de un expresidente del Perú que, habiendo cometido excesos y errores graves, fue sentenciado y ha cumplido ya 12 años de condena”, argumentó.

El indulto era la única vía de Fujimori para salir de la cárcel, pues la naturaleza de lesa humanidad de los delitos, pormatanzas y secuestros durante su mandato, no le permitía acceder a ninguna reducción de la pena.

Por ese motivo, se sustentó en el informe de una junta médica que consideró que Fujimori padece fibrilación auricular paroxística, hipertensión, insuficiencia mitral, cáncer de lengua del que ha sido operado en seis ocasiones y una hernia lumbar, lo que supuestamente se agrava en prisión.

El expresidente fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) del asesinatode 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), perpetrada a cargo del grupo militar encubierto Colina, y por el secuestro de un periodista y un empresario en 1992.

Con información de EFE

Sentencian a cadena perpetua al “carnicero de Bosnia” Ratko Mladic

EFE – El exmilitar serbobosnio, Ratko Mladic, conocido como “el carnicero de Bosnia”, fue sentenciado este miércoles, 22 de noviembre, a cadena perpetua por la Justicia internacional, que le consideró “culpable” de crímenes de lesa humanidad y genocidio durante la guerra bosnia (1992-1995).

Según los jueces, Mladic contribuyó “significativamente” a la eliminación de musulmanes y croatas de Bosnia entre mayo de 1992 y noviembre de 1995, tiempo que la Corte consideró demostrado que el acusado era el comandante en jefe de las fuerzas que ejecutaron los crímenes en Bosnia.

Mladic “era totalmente consciente” de las deportaciones, las detenciones forzadas, los asesinatos y la persecución de musulmanes, según el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Asimismo, el acusado “compartía la intención del objetivo final” de exterminar a los habitantes musulmanes de Srebrenica en 1995, genocidio en el que fueron asesinados al menos 8.000 musulmanes y otros miles sufrieron saqueos y violaciones.

La corte consideró que Mladic “propuso y ordenó personalmente” los bombardeos y disparos indiscriminados de francotiradores contra civiles en Sarajevo, ciudad que las tropas serbobosnias mantuvieron tres años y medio bajo asedio.

Su intención en Sarajevo, agregó el juez Alphons Orie, era “destruir” a los habitantes de la ciudad, impedir el acceso de los civiles al agua, comida y electricidad, y que estos “vivieran en una situación de estrés y asedio” que provocara el terror entre la población.

Con el asedio, se lograba “un objetivo común compartido” entre “un grupo de criminales” -dijo el magistrado- que buscaba “limpiar” Sarajevo de la población musulmana perseguida por las tropas de Mladic.

El juez mencionó varios ejemplos de los crímenes cometidos por el exmilitar y sus soldados, como el incidente en el Puente Brhpolje, en 1992, en el que los musulmanes detenidos fueron obligados a saltar al río mientras los soldados serbios les disparaban. Murieron 22 hombres, y solo uno logró sobrevivir.

También relató el caso de una mujer que circulaba por las calles de Sarajevo cuando recibió el disparo de un francotirador, y la misma bala, que atravesó su vientre, alcanzó a su hijo en la cabeza, quien no sobrevivió.

El juez también mencionó “las brutales y sistemáticas violaciones” a las que fueron sometidas las mujeres musulmanas, incluidas niñas de 12 años, detenidas por los serbios en Bosnia.

Orie aseguró que Mladic es responsable de “los crímenes más atroces conocidos por la humanidad”.

El excomandante serbobosnio y su equipo de abogados intentaron durante las últimas semanas que el veredicto fuera suspendido o aplazado debido a la presión arterial alta que sufre Mladic.

Durante la sesión de este miércoles, y en el momento en el que Orie comenzó a leer las responsabilidades del acusado en los crímenes cometidos durante la guerra, Mladic pidió cinco minutos de receso para ir al baño.

El magistrado se los concedió pero los rumores sobre un agravamiento de su estado de salud comenzaron a generalizarse en la sala del tribunal porque después de más de 40 minutos, Mladic seguía sin regresar.

Cuando la corte pudo retomar la sesión, el equipo de abogados afirmó que su cliente sufrió “una crisis de hipertensión” y volvió a insistir en los riesgos de la sentencia para su salud, pero Orie negó un aplazamiento y dijo que seguía leyendo la sentencia.

Mladic comenzó entonces a gritar a los jueces, creando un momento de tensión en la sala, y Orie terminó por expulsarlo y pidió su traslado a una habitación contigua donde pudiera escuchar su sentencia.

El exmilitar sufrió múltiples ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares durante los últimos años.

Durante los cinco años que duró este procedimiento judicial, Mladic, de 74 años, siempre mantuvo su inocencia de todos los cargos que se le imputaban, y aseguraba que él no dio las órdenes mencionadas o que los soldados actuaban por su propia cuenta.

Se espera que Mladic presente recurso contra la sentencia de este miércoles, 22 de noviembre. Este era el último gran juicio del TPIY, que cerrará sus puertas a finales de diciembre, aunque mantendrá en funciones una parte provisional que se encargará de los recursos pendientes de casos anteriores, incluido el del propio Mladic, si finalmente lo presenta.

EFE

Solicitarán Enjuiciamiento a Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional

 

maduro la haya

CARACAS, Venezuela (ANSA). -El bloque de diputados opositores pedirá ante la Corte Penal Internacional (CPI) el enjuiciamiento del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por el “uso excesivo” de la fuerza oficial en los choques contra los manifestantes en el estado Táchira, considerados como “crímenes de lesa humanidad”.

“Los detienen por estar protestando de acuerdo a las garantías constitucionales. Les simulan hechos punibles, les siembran cualquier prueba. A la mayoría los someten a tratos crueles, inhumanos o degradantes. Es una grave violación a los derechos humanos que constituye delitos o crímenes de lesa humanidad”, dijo Walter Márquez, diputado en la Asamblea Nacional.

En este sentido sostuvo que “con base en el estatuto de Roma que tipifica los crímenes de lesa humanidad”, los diputados opositores solicitarán el “enjuiciamiento del presidente, Nicolás Maduro, del gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora” y de otros jefes militares y policiales de la región venezolana.

Según Márquez, todos ellos son los responsables de los hechos de “represión” ocurridos durante las últimas horas en San Cristóbal. “Estamos recabando las pruebas a través de una investigación multidisciplinaria para hacer la denuncia ante el organismo de la justicia penal internacional”, acotó.

El parlamentario explicó que “para acudir a instancias internacionales se requieren varios elementos, entre ellos que no sea un hecho aislado, sino que ocurran ataques sistemáticos y que se le haya causado daño a la población civil”. “Aquí hubo ataques sistemáticos y progresivos (…) le causaron daños a la población civil al margen del conflicto, al lanzar bombas lacrimógenas dentro de las viviendas, causando destrozos, ahogos a niños, ancianos y personas con discapacidad; llevándose a personas detenidas dentro de sus casas, y sometiendo a torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes, a la mayor parte de los detenidos”, detalló.

Márquez aseguró que “los diputados de oposición no dejarán impune los hechos ocurridos, y menos aún cuando son delitos que no prescriben”. “Se han registrado ataques de la Guardia Nacional y Policía Nacional Bolivariana a centros de salud (…) viéndose afectados pacientes, médicos y enfermeras por el efecto de los gases, violándose con ello la Convención de Ginebra”, concluyó.

Foto del Día: Operación Psicológica…. y, apartes del Estatuto de Roma

¿Los Militares conocen el Estatuto de Roma?

Una clásica operación psicológica, para propagar el miedo.....

Una clásica operación psicológica, para propagar el miedo…..

 ESTATUTO DE ROMA DE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

PREÁMBULO

Conscientes de que todos los pueblos están unidos por estrechos lazos y sus culturas configuran un patrimonio común y observando con preocupación que este delicado mosaico puede romperse en cualquier momento,

Teniendo presente que, en este siglo, millones de niños, mujeres y hombres han sido víctimas de atrocidades que desafían la imaginación y conmueven profundamente la conciencia de la humanidad,

Reconociendo que esos graves crímenes constituyen una amenaza para la paz, la seguridad y el bienestar de la humanidad,

Afirmando que los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto no deben quedar sin castigo y que, a tal fin, hay que adoptar medidas en el plano nacional e intensificar la cooperación internacional para asegurar que sean efectivamente sometidos a la acción de la justicia,

Decididos a poner fin a la impunidad de los autores de esos crímenes y a contribuir así a la prevención de nuevos crímenes,

Recordando que es deber de todo Estado ejercer su jurisdicción penal contra los responsables de crímenes internacionales,

Reafirmando los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, que los Estados se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado o en cualquier otra forma incompatible con los propósitos de las Naciones Unidas,

Destacando, en este contexto, que nada de lo dispuesto en el presente Estatuto deberá entenderse en el sentido de que autorice a un Estado Parte a intervenir en una situación de conflicto armado en los asuntos internos de otro Estado,

Decididos, a los efectos de la consecución de esos fines y en interés de las generaciones presentes y futuras, a establecer una Corte Penal Internacional de carácter permanente, independiente y vinculada con el sistema de las Naciones Unidas que tenga competencia sobre los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto,

Destacando que la Corte Penal Internacional establecida en virtud del presente Estatuto será complementaria de las jurisdicciones penales nacionales,

Decididos a garantizar que la justicia internacional sea respetada y puesta en práctica en forma duradera,

Han convenido en lo siguiente:

PARTE II. DE LA COMPETENCIA, LA ADMISIBILIDAD Y EL DERECHO APLICABLE


Artículo 5 
Crímenes de la competencia de la Corte

1. La competencia de la Corte se limitará a los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto. La Corte tendrá competencia, de conformidad con el presente Estatuto, respecto de los siguientes crímenes:

a) El crimen de genocidio;

b) Los crímenes de lesa humanidad;

c) Los crímenes de guerra;

d) El crimen de agresión.

2. La Corte ejercerá competencia respecto del crimen de agresión una vez que se apruebe una disposición de conformidad con los artículos 121 y 123 en que se defina el crimen y se enuncien las condiciones en las cuales lo hará. Esa disposición será compatible con las disposiciones pertinentes de la Carta de las Naciones Unidas.

Artículo 6 Genocidio

A los efectos del presente Estatuto, se entenderá por “genocidio” cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal:

a) Matanza de miembros del grupo;

b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;

c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;

d) Medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo;

e) Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo.

Artículo 7. Crímenes de lesa humanidad

1. A los efectos del presente Estatuto, se entenderá por “crimen de lesa humanidad” cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque:

a) Asesinato;

b) Exterminio;

c) Esclavitud;

d) Deportación o traslado forzoso de población;

e) Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional;

f) Tortura;

g) Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada o cualquier otra forma de violencia sexual de gravedad comparable;

h) Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte;

i) Desaparición forzada de personas;

j) El crimen de apartheid;

k) Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.

2. A los efectos del párrafo 1:

a) Por “ataque contra una población civil” se entenderá una línea de conducta que implique la comisión múltiple de actos mencionados en el párrafo 1 contra una población civil, de conformidad con la política de un Estado o de una organización de cometer esos actos o para promover esa política;

b) El “exterminio” comprenderá la imposición intencional de condiciones de vida, la privación del acceso
a alimentos o medicinas, entre otras, encaminadas a causar la destrucción de parte de una población;

c) Por “esclavitud” se entenderá el ejercicio de los atributos del derecho de propiedad sobre una persona, o de algunos de ellos, incluido el ejercicio de esos atributos en el tráfico de personas, en particular mujeres y niños;

d) Por “deportación o traslado forzoso de población” se entenderá el desplazamiento de las personas afectadas, por expulsión u otros actos coactivos, de la zona en que estén legítimamente presentes, sin motivos autorizados por el derecho internacional;

e) Por “tortura” se entenderá causar intencionalmente dolor o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, a una persona que el acusado tenga bajo su custodia o control; sin embargo, no se entenderá por tortura el dolor o los sufrimientos que se deriven únicamente de sanciones lícitas o que sean consecuencia normal o fortuita de ellas;

f) Por “embarazo forzado” se entenderá el confinamiento ilícito de una mujer a la que se ha dejado embarazada por la fuerza, con la intención de modificar la composición étnica de una población o de cometer otras violaciones graves del derecho internacional. En modo alguno se entenderá que esta definición afecta a las normas de derecho interno relativas al embarazo;

g) Por “persecución” se entenderá la privación intencional y grave de derechos fundamentales en contravención del derecho internacional en razón de la identidad del grupo o de la colectividad;

h) Por “el crimen de apartheid” se entenderán los actos inhumanos de carácter similar a los mencionados en el párrafo 1 cometidos en el contexto de un régimen institucionalizado de opresión y dominación sistemáticas de un grupo racial sobre uno o más grupos raciales y con la intención de mantener ese régimen;

i) Por “desaparición forzada de personas” se entenderá la aprehensión, la detención o el secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, apoyo o aquiescencia, seguido de la negativa a informar sobre la privación de libertad o dar información sobre la suerte o el paradero de esas personas, con la intención de dejarlas fuera del amparo de la ley por un período prolongado.

3. A los efectos del presente Estatuto se entenderá que el término “género” se refiere a los dos sexos, masculino y femenino, en el contexto de la sociedad. El término “género” no tendrá más acepción que la que antecede.

Artículo 8 Crímenes de guerra

1. La Corte tendrá competencia respecto de los crímenes de guerra en particular cuando se cometan como parte de un plan o política o como parte de la comisión en gran escala de tales crímenes.

2. A los efectos del presente Estatuto, se entiende por “crímenes de guerra”:

a) Infracciones graves de los Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949, a saber, cualquiera de los siguientes actos contra personas o bienes protegidos por las disposiciones del Convenio de Ginebra pertinente:

i) Matar intencionalmente;

ii) Someter a tortura o a otros tratos inhumanos, incluidos los experimentos biológicos;

iii) Infligir deliberadamente grandes sufrimientos o atentar gravemente contra la integridad física o la salud;

iv) Destruir bienes y apropiarse de ellos de manera no justificada por necesidades militares, a gran escala, ilícita y arbitrariamente;

v) Obligar a un prisionero de guerra o a otra persona protegida a prestar servicio en las fuerzas de una Potencia enemiga;

vi) Privar deliberadamente a un prisionero de guerra o a otra persona de sus derechos a un juicio justo e imparcial;

vii) Someter a deportación, traslado o confinamiento ilegales;

viii) Tomar rehenes;

b) Otras violaciones graves de las leyes y usos aplicables en los conflictos armados internacionales dentro del marco del derecho internacional, a saber, cualquiera de los actos siguientes:

i) Dirigir intencionalmente ataques contra la población civil en cuanto tal o contra civiles que no participen directamente en las hostilidades;

ii) Dirigir intencionalmente ataques contra objetos civiles, es decir, objetos que no son objetivos militares;

iii) Dirigir intencionalmente ataques contra personal, instalaciones, material, unidades o vehículos participantes en una misión de mantenimiento de la paz o de asistencia humanitaria de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, siempre que tengan derecho a la protección otorgada a civiles u objetos civiles con arreglo al derecho internacional de los conflictos armados;

iv) Lanzar un ataque intencionalmente, a sabiendas de que causará pérdidas de vidas, lesiones a civiles o daños a objetos de carácter civil o daños extensos, duraderos y graves al medio natural que serían manifiestamente excesivos en relación con la ventaja militar concreta y directa de conjunto que se prevea;

v) Atacar o bombardear, por cualquier medio, ciudades, aldeas, pueblos o edificios que no estén defendidos y que no sean objetivos militares;

vi) Causar la muerte o lesiones a un enemigo que haya depuesto las armas o que, al no tener medios para defenderse, se haya rendido a discreción;

vii) Utilizar de modo indebido la bandera blanca, la bandera nacional o las insignias militares o el uniforme del enemigo o de las Naciones Unidas, así como los emblemas distintivos de los Convenios de Ginebra, y causar así la muerte o lesiones graves;

viii) El traslado, directa o indirectamente, por la Potencia ocupante de parte de su población civil al territorio que ocupa o la deportación o el traslado de la totalidad o parte de la población del territorio ocupado, dentro o fuera de ese territorio;

ix) Dirigir intencionalmente ataques contra edificios dedicados al culto religioso, las artes, las ciencias o la beneficencia, los monumentos, los hospitales y los lugares en que se agrupa a enfermos y heridos, siempre que no sean objetivos militares;

x) Someter a personas que estén en poder del perpetrador a mutilaciones físicas o a experimentos médicos o científicos de cualquier tipo que no estén justificados en razón de un tratamiento médico, dental u hospitalario, ni se lleven a cabo en su interés, y que causen la muerte o pongan gravemente en peligro su salud;

xi) Matar o herir a traición a personas pertenecientes a la nación o al ejército enemigo;

xii) Declarar que no se dará cuartel;

xiii) Destruir o confiscar bienes del enemigo, a menos que las necesidades de la guerra lo hagan imperativo;

xiv) Declarar abolidos, suspendidos o inadmisibles ante un tribunal los derechos y acciones de los nacionales de la parte enemiga;

xv) Obligar a los nacionales de la parte enemiga a participar en operaciones bélicas dirigidas contra su propio país, aunque hubieran estado a su servicio antes del inicio de la guerra;

xvi) Saquear una ciudad o una plaza, incluso cuando es tomada por asalto;

xvii) Emplear veneno o armas envenenadas;

xviii) Emplear gases asfixiantes, tóxicos o similares o cualquier líquido, material o dispositivo análogo;

xix) Emplear balas que se abran o aplasten fácilmente en el cuerpo humano, como balas de camisa dura que no recubra totalmente la parte interior o que tenga incisiones;

xx) Emplear armas, proyectiles, materiales y métodos de guerra que, por su propia naturaleza, causen daños superfluos o sufrimientos innecesarios o surtan efectos indiscriminados en violación del derecho humanitario internacional de los conflictos armados, a condición de que esas armas o esos proyectiles, materiales o métodos de guerra, sean objeto de una prohibición completa y estén incluidos en un anexo del presente Estatuto en virtud de una enmienda aprobada de conformidad con las disposiciones que, sobre el particular, figuran en los artículos 121 y 123;

xxi) Cometer ultrajes contra la dignidad de la persona, en particular tratos humillantes y degradantes;

xxii) Cometer actos de violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, definido en el apartado f) del párrafo 2 del artículo 7, esterilización forzada y cualquier otra forma de violencia sexual que constituya una infracción grave de los Convenios de Ginebra;

xxiii) Aprovechar la presencia de civiles u otras personas protegidas para que queden inmunes de operaciones militares determinados puntos, zonas o fuerzas militares;

xxiv) Dirigir intencionalmente ataques contra edificios, material, unidades y vehículos sanitarios, y contra personal habilitado para utilizar los emblemas distintivos de los Convenios de Ginebra de conformidad con el derecho internacional;

xxv) Provocar intencionalmente la inanición de la población civil como método de hacer la guerra, privándola de los objetos indispensables para su supervivencia, incluido el hecho de obstaculizar intencionalmente los suministros de socorro de conformidad con los Convenios de Ginebra;

xxvi) Reclutar o alistar a niños menores de 15 años en las fuerzas armadas nacionales o utilizarlos para participar activamente en las hostilidades;

c) En caso de conflicto armado que no sea de índole internacional, las violaciones graves del artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949, a saber, cualquiera de los siguientes actos cometidos contra personas que no participen directamente en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas que hayan depuesto las armas y los que hayan quedado fuera de combate por enfermedad, lesiones, detención o por cualquier otra causa:

i) Actos de violencia contra la vida y la persona, en particular el homicidio en todas sus formas, las mutilaciones, los tratos crueles y la tortura;

ii) Los ultrajes contra la dignidad personal, en particular los tratos humillantes y degradantes;

iii) La toma de rehenes;

iv) Las condenas dictadas y las ejecuciones efectuadas sin sentencia previa pronunciada por un tribunal constituido regularmente y que haya ofrecido todas las garantías judiciales generalmente reconocidas como indispensables.

d) El párrafo 2 c) del presente artículo se aplica a los conflictos armados que no son de índole internacional, y por lo tanto no se aplica a situaciones de disturbios o tensiones internos, tales como motines, actos aislados y esporádicos de violencia u otros actos de carácter similar.

e) Otras violaciones graves de las leyes y los usos aplicables en los conflictos armados que no sean de índole internacional, dentro del marco establecido de derecho internacional, a saber, cualquiera de los actos siguientes:

i) Dirigir intencionalmente ataques contra la población civil como tal o contra civiles que no participen directamente en las hostilidades;

ii) Dirigir intencionalmente ataques contra edificios, material, unidades y vehículos sanitarios y contra el personal habilitado para utilizar los emblemas distintivos de los Convenios de Ginebra de conformidad con el derecho internacional;

iii) Dirigir intencionalmente ataques contra personal, instalaciones, material, unidades o vehículos participantes en una misión de mantenimiento de la paz o de asistencia humanitaria de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, siempre que tengan derecho a la protección otorgada a civiles u objetos civiles con arreglo al derecho internacional de los conflictos armados;

iv) Dirigir intencionalmente ataques contra edificios dedicados al culto religioso, la educación, las artes, las ciencias o la beneficencia, los monumentos, los hospitales y otros lugares en que se agrupa a enfermos y heridos, a condición de que no sean objetivos militares;

v) Saquear una ciudad o plaza, incluso cuando es tomada por asalto;

vi) Cometer actos de violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, definido en el apartado f) del párrafo 2 del artículo 7, esterilización forzada o cualquier otra forma de violencia sexual que constituya también una violación grave del artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra;

vii) Reclutar o alistar niños menores de 15 años en las fuerzas armadas o grupos o utilizarlos para participar activamente en hostilidades;

viii) Ordenar el desplazamiento de la población civil por razones relacionadas con el conflicto, a menos que así lo exija la seguridad de los civiles de que se trate o por razones militares imperativas;

ix) Matar o herir a traición a un combatiente enemigo;

x) Declarar que no se dará cuartel;

xi) Someter a las personas que estén en poder de otra parte en el conflicto a mutilaciones físicas o a experimentos médicos o científicos de cualquier tipo que no estén justificados en razón del tratamiento médico, dental u hospitalario de la persona de que se trate ni se lleven a cabo en su interés, y que provoquen la muerte o pongan gravemente en peligro su salud;

xii) Destruir o confiscar bienes del enemigo, a menos que las necesidades del conflicto lo hagan imperativo;

f) El párrafo 2 e) del presente artículo se aplica a los conflictos armados que no son de índole internacional, y, por consiguiente, no se aplica a situaciones de disturbios y tensiones internas, como motines, actos aislados y esporádicos de violencia u otros actos de carácter similar. Se aplica a los conflictos armados que tienen lugar en el territorio de un Estado cuando existe un conflicto armado prolongado entre las autoridades gubernamentales y grupos armados organizados o entre tales grupos.

3. Nada de lo dispuesto en los párrafos 2 c) y e) afectará a la responsabilidad que incumbe a todo gobierno de mantener y restablecer el orden público en el Estado y de defender la unidad e integridad territorial del Estado por cualquier medio legítimo.